folleto sendero La Degollada

[13 septiembre de 2011]

Medio Ambiente acondiciona un sendero e instala diversos equipamientos en la zona de uso público en la zona húmeda de La Degollada

Las actuaciones desarrolladas en este espacio natural próximo a Calahorra han supuesto una inversión de 60.000 euros

La Dirección General de Medio Natural, dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, ha concluido el proyecto de mejora de los equipamientos de uso público de la zona húmeda de La Degollada, en Calahorra. En concreto, las actuaciones realizadas han consistido en la adecuación de una senda peatonal, creación de un observatorio de aves, instalación de mobiliario urbano, acondicionamiento del aparcamiento y la colocación de paneles informativos y de un atril panorámico. La actuación ha supuesto una inversión de unos 60.000 euros.

El visitante que se acerque a este espacio, próximo a la ciudad de Calahorra, podrá disfrutar de un sencillo sendero de unos 3,5 kilómetros de longitud (ida y vuelta) que recorre, en poco más de una hora, gran parte del perímetro de la laguna principal. El camino dispone de un ramal de unos 500 metros que atraviesa una zona de pinar hasta llegar a un cerro desde el que se obtiene una amplia panorámica del espacio natural. Otra opción que ofrece el sendero, a través de un desvío de la senda principal, es la de visitar las ruinas de una presa romana, construida siglos atrás para su uso en la agricultura.

La restauración y, posterior naturalización de las balsas ha convertido a La Degollada en lugar de cría de numerosas aves ligadas a las zonas húmedas. Con el fin de dar a conocer este interesante recurso la Dirección General de Medio Natural ha instalado un observatorio de aves próximo a la masa de agua principal y, además, ha plantado tamarices, cañas y halimos con el fin de crear una pantalla vegetal que facilite la nidificación y el descanso de aves acuáticas como azulones, garzas, fochas, somormujos, cigüeñuelas o aguiluchos laguneros, entre otras.

El espacio cuenta con nuevo mobiliario urbano, mesas y bancos y se han acondicionado varios cobertizos para posibilitar que los visitantes puedan resguardarse en caso de lluvia u otras inclemencias. Además se ha habilitado una zona de aparcamiento con capacidad para una decena de plazas.


El proyecto de obra se cierra con la instalación de 8 paneles informativos en los que se divulgan aspectos destacables de La Degollada y que tratan sobre la siguiente temática: la zona esteparia y Yasa de las Conchas; las aves acuáticas que habitan en las balsas; la mancha de pino carrasco del Monte Los Agudos y un último panel que interpreta los restos arqueológicos de una presa romana próxima a la zona.

Todas estas actuaciones se acompañan y complementan con la publicación de un folleto informativo, disponible en papel y en formato pdf [pdf 3,90 Mb], que servirá de autoguía a los visitantes y podrá solicitarse de forma gratuita en la Dirección General de Medio Natural (Prado Viejo nº 62 bis, Logroño) y Oficinas de Turismo de Calahorra, Arnedillo, Arnedo, Alfaro y Logroño.

Los valores naturales de La Degollada
La zona húmeda de La Degollada consiste en un sistema de cinco lagunas en serie que se construyeron como compensación por el impacto de las obras de recrecimiento del embalse de El Perdiguero. Su singularidad radica en que se trata de una planicie esteparia surcada por barrancos y cárcavas donde se ha formado un variado ecosistema acuático. Los pinares de pino carrasco ocupan la totalidad de la planicie en las laderas circundantes y la flora de acompañamiento da cobijo a gran variedad de reptiles, anfibios, aves y mamíferos.

La Degollada es un importante lugar de descanso para las aves acuáticas migratorias que se encuentran de paso, entre las especies presentes figuran grullas, garzas, ánsares y somormujos.

La zona de pinar de La Degollada, es hoy en día la mayor mancha forestal del Valle del Ebro en La Rioja, lo que permite la presencia de fauna poco frecuente en esta desarbolada comarca con corzo, jabalí o búho, entre los más comunes.