materia orgánica

[7 diciembre de 2011]

Medio Ambiente ha recogido 210.000 kilos de residuos orgánicos en los contenedores marrones que se instalaron con una gran respuesta por parte de los usuarios

Calidad Ambiental destaca la buena acogida de la experiencia piloto de recogida selectiva de materia orgánica que se inició el pasado verano en 7 municipios riojanos

La experiencia piloto de recogida selectiva de materia orgánica que puso en marcha la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente el pasado mes de julio con la instalación de 103 contenedores marrones en siete municipios riojanos se está desarrollando de forma satisfactoria con una gran aceptación por parte de los usuarios. En los seis primeros meses de funcionamiento del proyecto se han recogido 210.000 kilos de residuos orgánicos de buena calidad, es decir que se ha separado bien la materia orgánica, aunque hay que seguir mejorando en cuanto la cantidad depositada.

Calahorra, Rincón de Soto, Pradejón, Murillo, Alcanadre, Galilea y Corera son los municipios que se han integrado en una única ruta de recogida hacia el Ecoparque, donde esta materia orgánica se tratará separada de la fracción resto, lo que permite generar un compost de calidad suficiente para su aprovechamiento en la agricultura.

De la información obtenida hasta la fecha puede comprobarse también que la respuesta no ha sido la misma en todos los municipios. Así, en lo que a cantidad recogida se refiere los municipios de menor tamaño y Calahorra obtienen ratios por encima de la media con 150 gramos por habitante y día en Alcanadre; 140 gramos en Corera o Galilea; o 110 gramos en Calahorra. En este sentido, se estima que un ciudadano concienciado generaría en torno a 200-250 gramos de residuos de fracción orgánica al día.

Por otro lado, se ha presentado también el nuevo vehículo de recogida con una carga útil próxima a 11.500 kilogramos, con una caja de 18 metros cúbicos de carga trasera y elevador polivalente. El vehículo cumple con los estándares más exigentes tanto en lo que se refiere a seguridad como a protección ambiental, ya que su nivel de emisión de gases de escape cumple con los estándares más exigentes de la normativa europea.

El objetivo de este nuevo servicio es consolidar un sistema de recogida independiente del circuito de la basura convencional que se deposita en los contenedores verdes. Más de una tercera parte de la basura que generamos cada año en La Rioja es materia orgánica. Se trata, principalmente, de los restos de comida y jardín que se producen diariamente en cualquier hogar como por ejemplo: peladuras de frutas y verduras, sobras de comida, desperdicios de pescado, huesos y restos de carne, comida en mal estado, pan seco, papel de limpieza, restos de infusiones, césped cortado, pequeña poda, etc.

Colaboración ciudadana

Para la implantación de este nuevo sistema de recogida, se organizaron diferentes sesiones informativas y se facilitó el denominado ‘kit de la orgánica’, que constaba de un pequeño cubo aireado y dos paquetes de bolsas compostables. Con relación al empleo de bolsas compostables, sólo entre un 20 y un 25 por ciento de ciudadanos han utilizado bolsas de film convencional no compostable.

En esta primera evaluación también se ha observado que los contenedores más sencillos (tapa abierta o tapa cerrada con sobretapa abierta para tamaños mayores) son los más adecuados, además de los más económicos. Del mismo modo no se ha podido constatar disminución de olores por disponer el contenedor de aireación mientras que se han producido algunos episodios de derrames de lixiviados en época estival ocasionados por este motivo.

La puesta en marcha de este sistema de recogida ha supuesto una inversión de 410.000 euros, cantidad en la que se contempla el uso de vehículos, los contenedores, los cubos, las bolsas biodegradables, y la campaña de comunicación. Este proyecto está financiado por el Gobierno de La Rioja y el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, que aporta un 37% del presupuesto, dentro de las actuaciones enmarcadas en el Plan Nacional Integrado de Residuos para promover actuaciones de interés general, de carácter innovador y que se consideren prioritarias para fomentar cambios en la gestión de residuos. Igualmente, el Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja participa en la gestión y recogida de los residuos.

La nueva Directiva Comunitaria de Residuos exige a los Estados Miembros que fomenten la implantación de la recogida selectiva de materia orgánica o biorresiduos, con el objeto de incrementar el reciclado y aprovechamiento de los residuos. Del mismo modo, la nueva Ley de Residuos en España incide en la necesidad de establecer objetivos de recogida selectiva de biorresiduos domiciliarios, además de que sólo permitirá que se denomine compost al material que proceda de recogida selectiva.

Más información sobre la gestión de residuos en La Rioja