vertedero de Calahorra

[enero de 2010]

El vertedero de Calahorra se aprovechará para generar energía tras finalizar su vida útil

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial llevará a cabo durante este año a través del Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja la desgasificación y aprovechamiento energético del vertedero de Calahorra después de que el pasado 31 de diciembre la planta llegase al final de su vida útil tras una década de funcionamiento.

El vertedero de residuos urbanos era gestionado conjuntamente con el contrato de recogida de residuos de Calahorra. Siguiendo los criterios de la Directiva Europea, en el año 2000 se procedió a su sellado y a la construcción de un nuevo vaso, diseñado para unos 500.000 metros cúbicos de residuos urbanos. Este vaso ha llegado al final de su vida útil y es el que se clausurará a lo largo de 2010.

Uno de los objetivos estratégicos del Plan Director de Residuos de La Rioja 2007-2015 es el aprovechamiento del biogás generado por los residuos para la producción de energía. La degradación de los residuos orgánicos depositados en el vertedero produce biogás con gran cantidad de metano que, liberado a la atmósfera, tiene un efecto invernadero, por lo que es necesario captarlo y aprovechar su potencial para generar energía eléctrica.

Siguiendo estos pasos, en 2003 se instaló una red de captación de biogás en el vertedero de Calahorra, con un entramado de tuberías con pozos de captación, y una antorcha para quemar el biogás producido. Para conseguir la desgasificación y aprovechamiento energético se instalarán dos motogeneradores que conseguirán la adecuación de los motores a la producción de cada instante, así como evitar la interrupción de la generación cuando se efectúen labores de mantenimiento en los motores.

La utilización de biogás representa una fuente adicional de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. La explotación de la planta de aprovechamiento optimiza la captación controlada de biogás, evitando las emisiones directas e incontroladas, y en la medida en que el biogás es utilizado para generar energía que se incorpora a la matriz energética puede reemplazar fuentes más contaminantes emisoras de gases de efecto invernadero.

La producción captable de biogás en la planta de Calahorra ha pasado de 678.593 metros cúbicos por año entre 1984 a 2000 a 1.080.125 metros cúbicos con producción de energía de 3.839.532 kilowatios por hora.