Cartel de la V fiesta de la trashumancia

El próximo sábado 3 de octubre se celebrará en la Venta de Piqueras esta tradicional cita que trata de recuperar y promocionar la tradición pastoril de Cameros

El entorno de la Venta de Piqueras acogerá el próximo sábado 3 de octubre una nueva edición de la "Fiesta de la Trashumancia. La marcha de los pastores", organizada por la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno de La Rioja para tratar de recuperar y promocionar la tradición pastoril de la zona y, en general, difundir los recursos etnográficos de la Sierra de Cameros. En su quinta edición, la Fiesta ofrece como novedad un taller de pastoreo para pequeños zagales, que permitirá a los pequeños de la casa aprender y comprender como era vida de los pastores trashumantes cameranos del siglo pasado.

La "Fiesta de la Trashumancia: La marcha de los pastores" se basa en la marcha que emprendían los pastores riojanos al comienzo de cada otoño hacia las dehesas del sur de España y que era motivo de celebración en puntos como la Venta de Piqueras cada primer fin de semana de octubre. Así, en este "Primer domingo de Rosario" en los pastos que rodean a la ermita de la Luz se producía la tradicional reunión de pastores con sus rebaños, la misa de majadas y la despedida popular a los trashumantes que pasarían nueve largos meses lejos de su familias y de sus casas.

Para tratar de revivir esta tradición, y también como una forma de promocionar los importantes valores etnográficos de la sierra camerana y del Parque Natural de la Sierra de Cebollera, el Gobierno de La Rioja puso en marcha hace ya cinco años esta Fiesta que incluye un completo y variado programa de actividades pensado para que visitantes de todas las edades puedan disfrutar de una agradable jornada en un entorno natural privilegiado como es la Venta de Piqueras.

Los actos arrancarán a las 11:00 de la mañana con la celebración de la tradicional misa de majadas y la apertura del mercado artesano en el que se podrán adquirir productos textiles, de guarnicionería, bisutería y ornamentales típicos de la sierra como almazuelas, productos elaborados con lana, trabajos decorativos a partir de cuernas de ciervo y corzo, escobas de brezo, bastones tallados a mano, velas y jabones naturales, etc. También habrá una nutrida representación de la artesanía gastronómica de la zona, con embutidos, patés, pan, pastas, bollos preñados, miel, etc.

En una fiesta dedicada a la cultura pastoril no puede falta la presencia de un grupo de ovejas de Cameros. Además de la visita al rebaño, este año el programa incluye una nueva actividad que a buen seguro hará las delicias de todos los pequeños que se acerquen hasta la venta de Piqueras. Se trata de un taller de pastoreo para pequeños zagales impartido por José Antonio Espiga, el último pastor trashumante que queda en nuestra región. Con su rebaño de merinas cameranas, el veterano pastor enseñará a los aprendices de zagal unas nociones básicas sobre el manejo de las ovejas, les dará pistas para aprender a distinguirlas, les mostrará como se realizaba el esquileo, como se preparaba la marcha del rebaño y otras cuestiones que les ayudarán a comprender como era la vida de los pequeños pastores de estas tierras.

Los pequeños tendrán en esta edición un protagonismo especial ya que además del taller de pastoreo tendrán oportunidad de divertirse a lo largo de la jornada con juegos tradicionales, juguetes variados como las ranitas, el diábolo, los aros o los zancos, que permitirán a los niños descubrir como jugaban sus abuelos, y a los mayores recordar algunos de los momentos más felices de su infancia.

La programación incluye también un espectáculo de animación a cargo del grupo Farándula en el que no faltarán romanzas pastoriles y narraciones tradicionales de trashumantes, lobos y vino.
La gastronomía de la zona será otra de las protagonistas de la jornada del sábado ya que, además de los productos que se podrán adquirir en el mercado artesano, habrá una degustación de migas de pastor con uvas y vino de Rioja a media mañana y, más tarde, a las 14:30 una comida popular – una caldereta de pastor- para todos los asistentes que lo deseen y que enlazará la programación de la mañana con la de la tarde.

La nota musical la pondrán el grupo riojano Velandia que ofrecerá por la tarde un concierto de música folk, y la vallisoletana Vanesa Muela que sorprenderá a los asistentes con su particular muestra de folclore didáctico con instrumentos caseros. Finalmente, como en anteriores ediciones, la Fiesta de la Trashumancia combina este conjunto de actividades lúdico-festivas con algún evento de carácter más divulgativo: En este caso, tendrá lugar una mesa redonda sobre el documental "Trashumantes riojanos", que rememora el último viaje trashumante de la región con apoyo del ferrocarril y que se podrá visionar durante toda la mañana en el Centro de la Trashumancia de la Venta de Piqueras.

Un museo renovado
Además de participar en las distintas actividades programadas, la Fiesta de la Trashumancia supone una buena oportunidad para visitar el recientemente renovado Centro de la Trashumancia de la Venta de Piqueras, uno de los pocos museos dedicados a este tipo de pastoreo que existen en España.

El centro de la Trashumancia de la Venta de Piqueras se abrió de nuevo al público el pasado mes de abril tras unos meses de cierre en los que la Consejería llevó a cabo diversos de trabajos de acondicionamiento y mejora de las instalaciones y del contenido de la muestra. En concreto, se reformaron las estructuras de la exposición permanente, se adecuaron los contenidos y se reeditaron los paneles informativos. También se procedió a la catalogación y limpieza de todos los elementos etnográficos que conforman la exposición, y que constituyen un material del máximo interés y de gran valor relacionado con la Trashumancia. Junto a esto, se han restaurado las maquetas que reproducen los antiguos chozos ganaderos, se ha acometido una mejora integral de la iluminación y se ha dotado a la exposición de los medios audiovisuales necesarios para la proyección de un documental sobre el Parque Natural de la Sierra de Cebollera, la historia del paisaje en la zona y su relación con la actividad pastoril y la vida de los habitantes de estas tierras.
Desde el año 2002, cuando se inauguró, el centro de la Trashumancia se ha convertido en un punto de referencia para los visitantes del Parque Natural de la Sierra de Cebollera. El pasado año 2008 visitaron sus instalaciones cerca de 7.100 personas.