amigos de los ríos

[28/07/2015]

El Gobierno de La Rioja e Iberdrola destinan 58.800 euros para corregir tendidos eléctricos y evitar daños a la avifauna

Medio Ambiente renueva el convenio de colaboración suscrito con la eléctrica desde el año 1998 y que ha permitido actuar en cerca de 300 kilómetros de líneas

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y el delegado de Iberdrola en La Rioja, Carlos Sobrino, suscribirán el próximo jueves 30 de julio un nuevo acuerdo para la realización de proyectos de modificación de líneas eléctricas destinados a la protección de la avifauna, en el marco del convenio de colaboración que ambas entidades mantienen desde 1998.

En virtud de este nuevo acuerdo, el Gobierno de La Rioja e Iberdrola invertirán este año 58.794 euros, con aportaciones al cincuenta por ciento, para aplicar medidas correctoras que reduzcan o eliminen los efectos perjudiciales que las instalaciones aéreas de alta tensión causan en las aves.

Las actuaciones se centran en los conocidos como "puntos negros", aquellos lugares de la red eléctrica que registran mayores índices de mortalidad de aves, según los estudios que viene realizando desde hace años la Dirección General de Medio Natural y los datos que recopilan a lo largo del año los agentes forestales y los técnicos de la administración medioambiental riojana y de Iberdrola.

En concreto, en 2015 por tercer y último año consecutivo se sigue trabajando en el entorno de Calahorra, en la línea que une Calahorra y Murillo de Calahorra y sus derivaciones. Se trata de una línea de casi 8 kilómetros especialmente peligrosa por su trazado y diseño en la que se han encontrado ejemplares electrocutados de águila real, buitre leonado, milano real o búho real, entre otras especies. En concreto, antes de comenzar los trabajos de corrección se venía registrando una mortalidad de 1,15 aves por kilómetro y 0,12 aves por apoyo. Básicamente, las acciones se centran en la sustitución de los apoyos peligrosos con armado en horizontal y aisladores rígidos, por otro tipo de apoyos con armado en bóveda que evitan la electrocución de las aves.

También se va a actuar en la derivación a los repetidores de telefonía móvil de San Torcuato en Ezcaray, donde se estaban registrando índices importantes de mortandad por electrocución y colisión, de especies como el búho real o el buitre leonado. Junto a esto, se van a acometer actuaciones puntuales en las líneas Haro-Casalareina y Haro-Miranda.

Un millón de euros y 110 tendidos corregidos

Las actuaciones recogidas en el convenio pretenden adaptar los tendidos eléctricos a las normas recogidas en el Decreto 32/1998, de 30 de abril, que estableció los requisitos y características técnicas que deben reunir las nuevas instalaciones eléctricas aéreas y los planes de reforma de las antiguas líneas para proteger a las aves.

Hasta 2015, la empresa de distribución eléctrica y la administración medioambiental riojana han invertido alrededor de un millón de euros en corrección de tendidos. En total se ha actuado en 110 tendidos eléctricos. Se han corregido 955 apoyos y se han señalizado 521 vanos para evitar la muerte por colisión; entre ambas actuaciones se ha actuado en más de 285 kilómetros de líneas eléctricas.

Sigue la actualidad sobre Medio Ambiente en:

rss twitter. Este enlace se abrirá en una ventana nuevaEste enlace se abrirá en una ventana nueva flickr. Este enlace se abrirá en una ventana nuevaEste enlace se abrirá en una ventana nueva you tube. Este enlace se abrirá en una ventana nuevaEste enlace se abrirá en una ventana nueva