depuradora

[13 de noviembre de 2013]

La nueva depuradora de Herce, con una inversión de 931.000 euros, puede dar servicio a una población de 1.200 habitantes

La depuradora de aguas residuales de Herce, infraestructura contemplada el Plan de Saneamiento y Depuración de Aguas de La Rioja, ha supuesto una inversión de 931.000 euros y permitirá dar servicio a una población de 1.200 habitantes.

Esta planta se sitúa en la margen izquierda del río Cidacos, aguas abajo del núcleo urbano de Herce, y recibe el vertido del municipio a través de un colector de hormigón armado de 400 metros de longitud y 400 milímetros de diámetro. Las instalaciones aplican un tratamiento biológico de lechos bacterianos en baja carga y tienen una capacidad para tratar un caudal de 360 metros cúbicos diarios de media. El agua tratada se vierte directamente al Cidacos.

Las nuevas instalaciones de Herce están completamente automatizadas de forma que los procesos se regulan para adaptar en cada momento el funcionamiento de la planta a las necesidades reales de tratamiento. Así está regulado automáticamente el funcionamiento de las bombas, la recirculación de fangos y el aporte de agua al lecho, incorporando además un sistema de alarmas para detectar los posibles fallos de funcionamiento de los equipos.

La nueva depuradora de aguas residuales de Herce completa las instalaciones de depuración y saneamiento de agua existentes en esta zona de La Rioja Baja. Así en el curso del río Cidacos también se encuentran las estaciones de Arnedillo, Calahorra, El Villar de Arnedo, Enciso, Pradejón y Tudelilla.

Plan de Saneamiento y Depuración de Aguas de La Rioja

La depuradora de aguas residuales de Herce figura entre las actuaciones del Plan de Saneamiento y Depuración de Aguas de La Rioja 2007-2015, que contempla una inversión de 216 millones de euros para depurar las aguas de todos los núcleos de población riojanos de más de 25 habitantes.

El presidente de la Comunidad de La Rioja ha destacado el esfuerzo inversor del Ejecutivo riojano, que se cifra en más de 150 millones de euros en los últimos quince años, para construir una red de depuración y saneamiento de agua que presta un servicio básico a la población riojana. En la actualidad se depuran en La Rioja el 99% de las aguas residuales y en el 96% de los casos se emplea un tratamiento biológico, a través de una red que consta de 178 instalaciones. En 1995 en La Rioja sólo se trataban el 38% de las aguas residuales.

Para el próximo ejercicio se ha presupuestado la cantidad de 2,9 millones de euros para afrontar nuevas actuaciones de depuración en Matute, Tobía, Cañas y Canillas, Préjano y Munilla y las actuaciones de tratamiento de aguas residuales en Gallinero y Pradillo.

Sigue la actualidad sobre Medio Ambiente en:

rss twitter. Este enlace se abrirá en una ventana nuevaEste enlace se abrirá en una ventana nueva flickr. Este enlace se abrirá en una ventana nuevaEste enlace se abrirá en una ventana nueva you tube. Este enlace se abrirá en una ventana nuevaEste enlace se abrirá en una ventana nueva