Cada persona o comunidad tiene unas determinadas necesidades, pero no todos los lugares o países producen la misma cantidad de recursos o tienen capacidad de asimilar o absorber todos los residuos que se generan.

¿De qué cantidad de recursos disponemos?
La capacidad de carga de una región es un concepto utilizado para describir la cantidad de terreno productivo disponible en esa zona y se expresa en hectáreas por habitante y año. ¿Será suficiente para aguantar el estilo de vida de la población humana?

La huella ecológica de una localidad, región o país es una medida de la cantidad de tierra productiva que utiliza. Pero cuando algunos países utilizan más tierra de la que hay en su territorio, se dice que poseen déficit ecológico.

El déficit ecológico es la cantidad de tierra productiva que hace falta para dar respuesta a las necesidades de una población determinada y que sobrepasa la capacidad de carga de la zona en la que viven.

Para conocer si una región es sostenible por sí misma, es decir, si puede mantenerse por sí misma sin necesidad de apropiarse de recursos que no le pertenezcan, sólo tenemos que comparar la huella ecológica y la capacidad de carga de la región que nos interese. Si la huella ecológica es mayor que la capacidad de carga significa que poseemos déficit ecológico (la región no es autosuficiente porque consume más recursos de los que dispone) o, por lo contrario, si no la sobrepasa nuestra región es sostenible o autosuficiente.


Si la Huella Ecológica < Capacidad de Carga = la región es autosuficiente

Si la Huella Ecológica > Capacidad de Carga = la región presenta déficit ecológico



El déficitnos indica que la comunidad/zona se está apropiando de superficies fuera de su territorio o bien se está hipotecando o haciendo uso de superficies de futuras generaciones.