La Agenda 21 Local es un proceso constituido por varias fases y que se basa en la realización de un amplio análisis del estado del municipio y sus tendencias futuras, considerando en conjunto los aspectos ambientales, sociales y económicos. En base a este diagnóstico se definen las actuaciones prioritarias a llevar a cabo en la localidad, cuyo conjunto conforma el Plan de Acción a ejecutar a corto, medio y largo plazo.

En todas las fases del proceso se incluye la participación y consenso de los principales agentes sociales y económicos del municipio y de toda la ciudadanía.

Las fases de trabajo que contempla el proceso de implantación de la Agenda 21 Local son las siguientes:

  • Información, formación y sensibilización municipal.
  • Recopilación de información sobre todos los aspectos municipales.
  • Elaboración de un Diagnóstico Municipal del estado y tendencias del municipio, basado en datos técnicos y en la percepción de la población.
  • Definición de un Plan de Acción que establezca las líneas estratégicas básicas que deben regir la gestión municipal y orientar el desarrollo sostenible del municipio y defina las actuaciones prioritarias a llevar a cabo.
  • Proposición de un Plan de Seguimiento que garantice la correcta implantación del Plan de Acción y defina la estrategia de implicación ciudadana.

Resulta fundamental tener en cuenta que la Agenda 21 Local no es un plan puntual sino un proceso continuo cuyo fin último es avanzar hacia la sostenibilidad del municipio.