pueblos_caza Declaración de la Reserva

La Reserva Regional de Caza de Cameros-Demanda fue declarada con su actual denominación por la Ley 3/1999, de 31 de marzo, aunque venía a coincidir con los límites de la anterior Reserva Nacional de Caza de Cameros, más una ampliación realizada con terrenos de los municipios de Ezcaray, Valgañón y Zorraquín pertenecientes al extinto Coto Nacional de Ezcaray.

Localización y municipios que abarca

La Reserva se localiza en un extenso territorio al sur de la Comunidad Autónoma de La Rioja que limita con las provincias de Burgos y Soria. Actualmente tiene una superficie de 106.934 has. y afecta a total o parcialmente a los siguientes municipios: Ezcaray, Valgañón, Zorraquín, Pazuengos, Canales de la Sierra, Mansilla, Villavelayo, Ventrosa, Viniegra de Arriba, Viniegra de Abajo, Brieva de Cameros, Villoslada de Cameros, Lumbreras, Ortigosa de Cameros, Gallinero de Cameros, Pinillos, Pradillo, Villanueva de Cameros, Laguna de Cameros, Ajamil, Rabanera, Cabezón de Cameros, San Román de Cameros, Jalón de Cameros, Enciso, Munilla y Zarzosa.

Características del medio

La superficie que abarca la reserva comprende un gran espacio de la montaña ibérica riojana que incluye de oeste a este la parte alta de la Sierra de la Demanda, el Alto Najerilla con las Viniegras, la Sierra de Urbión y las cuencas altas del Camero Nuevo, con la Sierra de Cebollera, del Camero Viejo y del Cidacos con la Sierra del Hayedo de Santiago. Se trata de una zona cuya altitud varía entre los 1.000 mts. de los fondos de valle y los más de 2.000 mts que superan las cumbres más elevadas.

Las sierras más occidentales presentan una mayor altitud (San Lorenzo 2.270, Urbión 2.229, Cebollera 2.146) que va disminuyendo conforme se avanza hacia el este. La red fluvial se encuentra profundamente encajada dando lugar a valles profundos de laderas empinadas. La línea de cumbres se presenta muy erosionada dando lugar a un paisaje de cumbres "redondeadas" y bastantes homogéneas.

cazadores

Vegetación

La extensión de esta reserva hace que exista una gran diversidad en la vegetación presente, que va desde el dominio atlántico de las sierras occidentales a las condiciones más mediterráneas y secas en la parte oriental, pero en general con extensas áreas forestales. En la cuenca alta del río Oja y Sierra de la Demanda, se pueden encontrar grandes extensiones de hayedos y piornales como matorral de sustitución, dejando paso hacia las cumbres a un matorral formado por enebrales rastreros principalmente. En el Valle del Najerilla se encuentran grandes masas de carrascales montanos y en la Sierra de Urbión los bosques han sido sustituidos por pastizales para la ganadería trashumante.

El valle del Iregua presenta una gran superficie forestal formada por rebollares de carácter húmedo en las zonas de menor altitud de la Reserva y pinares de pino silvestre en las zonas altas con influencia de clima continental. Las sierras más orientales presentan una mayor deforestación y gran extensión de matorrales como los jarales, no obstante en sus cuencas altas se conservan, en enclaves favorables, masas de hayedos y rebollares en proceso de recuperación. Las repoblaciones de coníferas ocupan un espacio considerable en esta zona, habiéndose utilizado fundamentalmente para ello el pino laricio.

Polígonos de caza de la Reserva Regional cameros Demanda y Cotos Sociales [pdf 2,4 Mb]

Fauna no cinegética

La riqueza de ambientes se ve reflejada también en la diversidad de la fauna. Destaca en ella la singularidad de especies de distribución más norteña que encuentran aquí, en el Sistema Ibérico, el límite sur de sus poblaciones. De estas especies en el grupo de los anfibios y reptiles tenemos al tritón palmeado, el lagarto verde y la víbora áspid.

Entre las aves la perdiz pardilla, el agateador norteño, el carbonero palustre y el camachuelo común y entre los mamíferos el lirón gris, el topillo rojo y el ratón leonado. Además de las anteriores podemos indicar otras de gran importancia y singularidad que podemos encontrar en la reserva como la nutria, el desmán ibérico, el gato montés, el topillo nival y la musaraña enana entre los mamíferos; aves como la chocha perdiz, el verderón serrano, el acentor alpino, el mirlo acuático, alcaudón dorsirrojo y el abejero europeo entre otros; y anfibios y reptiles como la lagartija roquera, la culebra lisa europea y la ranita de San Antonio.

Fauna cinegética de caza mayor

La Reserva presenta importantes poblaciones de caza mayor cuya situación es la siguiente: