El Plan de Recuperación del águila perdicera contempla un conjunto de actuaciones orientadas a disponer en todo momento de información actualizada de sus poblaciones, sus parámetros reproductivos, demográficos y su evolución:

  1. Control anual de las poblaciones e investigación de las posibles muertes o accidentes en adultos y en jóvenes.
  2. Seguimiento de todas las parejas durante el período reproductor para determinar, entre otros, el nido utilizado, la fecha de puesta, el éxito o fracaso durante la reproducción, la tasa de vuelo o la productividad.
  3. Control de citas y posibles observaciones de ejemplares para determinar posibles áreas de dispersión juvenil o asentamientos provisionales.

Conoce otras actividades del Plan de Recuperación para el periodo 2009-2015