Las concentraciones de partículas en el aire se miden actualmente sobre todo en forma de PM10, concentración másica de partículas de diámetro (aerodinámico equivalente) inferior a 10 µm que pueden entrar en el sistema respiratorio. Otras fracciones de tamaño de partículas que afectan la salud, como las PM2,5, se miden ya en las estaciones de vigilancia de las Centrales Térmicas de cara al cumplimiento de la nueva Directiva de Calidad del Aire.




Gráfico Media anual de PM10


Existe una estabilización en la aglomeración urbana de Logroño en 33 µg/m3 semejante a otras ciudades españolas. En la zona rural las medias bajan considerablemente, acercándose a niveles de estaciones de fondo a medida que nos alejamos de las principales vías de comunicación.
En todos los casos, y en virtud de las Directivas Europeas, se han descontado los días con superaciones debidos a causas naturales. En el caso de la península Ibérica, estos casos se han debido a intrusiones de material particulado procedente del Sáhara.

Gráfico Valor más alto de PM10 en las estaciones