Los agricultores, además de cumplir las medidas que se describen a continuación, deben mantener un cuaderno de explotación en el que se deberán anotar, para cada recinto de la explotación, la superficie cultivada, el cultivo, las fechas de siembra y de recolección, las fechas de aplicación de fertilizantes, tipo de abono, cantidad de fertilizante aplicado y, en caso de fertilizante orgánico, la procedencia del mismo.

1.- Periodos de abonado

De acuerdo con el plan de actuación aprobado en 2002 se establece un calendario con las épocas en las que no se puede aportar nitrógeno al suelo, dependiendo del tipo de fertilizante empleado y del cultivo.
Cultivo Fertilizantes Grupo 1 Fertilizantes Grupo 2 Fertilizantes Grupo 3
Secano Regadío Secano Regadío Secano Regadío
Remolacha diciembre a febrero diciembre a febrero diciembre a febrero
Patata agosto a marzo agosto a marzo agosto a marzo
Cereales invierno enero a julio enero a junio abril a agosto abril a julio junio a agosto junio a septiembre
Cereales primavera febrero a octubre abril a octubre agosto a febrero
Viña mayo a septiembre mayo a septiembre mayo a enero mayo a enero agosto a noviembre agosto a febrero
Grupo 1: Fertilizantes orgánicos residuales con nitrónego de mineralización lenta. (Estiércol de bovino, ovino, compost, etc...)Grupo 2: Fertilizantes orgánicos de nitrógeno fácilmente mineralizable. (Estiércol fluido de bovino sin cama, de porcino, gallinaza, lodos de depuradora (*), abonos organominerales con N de liberación lenta o con inhibidores de actividad enzimática.)Grupo 3: Fertilizantes minerales.En cultivos sucesivos, salvo casos excepcionales autorizados por el Instituto de Calidad de La Rioja (ICAR), no se permite las aportaciones de:- Estiércoles y purines, dos meses antes de la siembra o plantación del cultivo.- Fertilizantes químicos nitrogenados, un mes antes de la siembra o plantación.(*) Cumpliendo la legislación vigente.

2.- Dosis de aplicación de fertilizantes

  • 210 kg/ha y año, durante los primeros cuatro año.
  • 170 kg/ha y año, a partir del cuarto año.
Cantidades máximas de nitróngeno que se pueden aportar por cultivos
Cultivo Cantidades máximas de nitrógeno (*) Formas de aplicación
Cereal de invierno (secano) 150 Kg N/ha. En sementera el 30% máximo sis e emplean fertilizantes del grupo 3.
Cereal de invierno (regadío) 150 Kg N/ha. En sementera el 30% máximo sis e emplean fertilizantes del grupo 3.
Remolacha 120/170 Kg N/ha. dependiendo de la fertilidad del suelo. En sementera 1/3 del total. En cobertera 2/3 restantes.
Patata de consumo 170 Kg N/ha. En sementera el 20%. La 1ª cobertura al inicio de la tuberización (junio-julio) el 30%. La 2ª cobertura cuando la patata comience a amarillear (julio) el 50%.
Guisante verde 30 Kg. N/ha. En sementera.
Judía verde 40 Kg N/ha. En sementera.
Viñedo 45 Kg N/ha. Antes de entrar en proudcción: 50% de las aportaciones para producciones medias.
(*) Las cantidades máximas corresponden a la suma de nitrógeno mineral inicial en el suelo, nitrógeno que se mineraliza de fuentes orgánicas, nitrógeno procedente de abonos minerales y químicos, y nitrógeno aportado por agua de riego.

3.- Condiciones para la aplicación de fertilizantes

Terrenos escarpados e inclinados:
  • Se debe enterrar el abonado de sementera, sobre todo de pendientes.
  • Pendientes muy fuertes: no se empleará riego de aspersión con presión alta.
Terrenos inundados, helados o cubiertos de nieve:
  • No se pueden aplicar estiércoles, purinos, lodos o similares en suelos inundados o nevados.
  • No se puede aplicar purines en parcelas con pendiente media superior al 15%, cuando el suelo esté completamente helado.
  • Mientras el suelo está inundado no se pueden utilizar fertilizantes nitrogenados.
Terrenos cercanos a cursos de agua naturales o puntos de abastecimiento
  • Para aplicación con aspersores, se dejará una franja de 3 o 5 metros sin abonar a lo largo de la orilla del curso del agua natural.
  • Para aplicación con abonadoras, pulverizadores o distribuidores, se dejará una franja de al menos 3 metros sin abonar.
  • Para aplicación con cañón, se dejará una franja de 5 a 10 metros sin abonar, y se dirigirá el cañón desde el curso de agua a la finca.
  • Alrededor de un pozo, fuente o perforación que suministre agua para consumo humano no se aplicarán fertilizantes nitrogenados minerales a menos de 50 metros de distancia.
  • Las aplicaciones de fertilizantes orgánicos no se efectuarán a distancias menores de 50 metros de corrientes naturales de agua y conducciones o depósitos de agua corriente.
  • Si se trata de pozos o manantiales de abastecimiento de agua potable, la distancia de seguridad será de 200 metros.

4.- Utilización de estiércoles y purines como abonos

  • No se pueden aplicar los purines directamente al suelo desde la boquera de salida de la cuba de transporte. Debe hacerse, por tanto, mediante dispositivos de reparto, como abanicos o mangueras de distribución.
  • Los estiércoles sólidos deben ser enterrados durante un plazo máximo de 48 horas desde su distribución al suelo, excepto en praderas.
  • Puede prohibirse la utilización de purines como abono en las fincas en las que exista un peligro potencial de contaminación de agua por escorrentía.
  • Las dosis, tanto de estiércol como de purines, se calcularán teniendo en cuenta su riqueza y las aportaciones previas o posteriores de abonos químicos, con el fin de no sobrepasar las cantidades máximas de nitrógeno señaladas anteriormente por cada cultivo.
  • Las distancias mínimas a respetar en su aplicación son las siguientes:
    • 50 metros de una fuente, pozo o perforación que suministre agua para consumo humano.
    • 200 metros de zonas de baño tradicionales.
    • 3 metros si la parcela está cercana a cursos de agua.

5.- Prevención de la contaminación por escorrentía y lixivación en los sistemas de riego

  • La dosis de riego se aplicarán fraccionadas y en los momentos de máxima necesidad del cultivo.
  • En la aplicación, la presión media en el ramal estará entre 2,5 y 4 kg/cm2 y la diferencia máxima de presión será del 20% sobre la media.
  • En parcelas niveladas, en riego a manta, no se incorporarán los fertilizantes nitrogenados al agua de riego (fertirrigación).
  • En parcelas en pendiente, si se utiliza fertirrigación, no se deberán producir escorrentías superficiales de agua que viertan en desagües o drenajes, ni que produzcan encharcamientos o inundaciones en las partes bajas de las parcelas.

6.- Gestión de residuos de cosecha

Los restos de cosecha producidos tras los cultivos de cereales de invierno y leguminosas grano y forraje serán susceptibles de aprovechamiento ganadero directo o de retirada tras el empacado.En cualquier caso, queda prohibida su queda, salvo permiso de la autoridad medioambiental.

7.- Instalaciones ganaderas

  • Las explotaciones ganaderas situadas en las zonas vulnerables deben disponer de instalaciones para almacenar el estiércol y purines durante un periodo mínimo de cuatro meses.
  • Deben mantener impermeables las áreas exteriores de espera y ejercicio y dotarlas de suficiente pendiente para asegurar la evacuación de efluentes hacia los lugares de almacenamiento propios, donde también se recogerán las aguas de limpieza y los líquidos de rezume y conducciones de agua.
  • Las obras de almacenaje de efluentes tienen que ser estancas y alejadas, como mínimo, 35 metros de los cursos y conducciones de agua.
Inclumplimiento de las medidasEl inclumplimiento de este programa conlleva la pérdida de las ayudas en la medida agroambientales y la reducción o eliminación en la explotación afectada de cualquier subvención concedida sobre la actividad agraria o agroindustrial.