El Plan contempla llevar a cabo, a lo largo de sus dos fases, siete programas de actuación.

  1. Programa de conducción y depuración de aguas residuales urbanas. Este programa planifica las nuevas infraestructuras y aborda la necesidad de actuaciones complementarias como la ampliación y mejora de colectores y emisarios o el mantenimiento y adaptación de las EDAR a las nuevas situaciones de vertidos.
  2. Programa de tratamiento y gestión de lodos de depuradora. El funcionamiento de las EDAR produce una cantidad de lodos que ha sido estimada actualmente en 4.378 T/año. Los objetivos del plan en este sentido son prevenir, minimizar, reutilizarlos y sólo como última alternativa el vertido. Para el caso de la reutilización se proponen actuaciones en la segunda fase del Plan que permitan transformarlos en abonos para la agricultura.
  3. Programa de saneamiento de aguas residuales industriales conectadas a la red de saneamiento municipal. Para evitar los daños que los vertidos industriales pueden ocasionar a los procesos de depuración de las EDAR, se establecen mecanismos de control recogidos en la Ley de Saneamiento de La Rioja. Así se limita el tamaño de las EDAR industriales que pueden conectarse a la red de saneamiento pública y a las que lo hacen se restringe la carga y el caudal del vertido a un porcentaje máximo del total de la carga urbana del núcleo de población.
  4. Programa de gestión de aguas de tormenta. Con el objeto de prevenir los problemas de depuración que ocasionan las aguas de tormenta, al aumentar los caudales de entrada en las EDAR, en este programa se recogen una serie de medidas a realizar tanto en la red de saneamiento como en la propia depuradora. En las redes de saneamiento se plantean redes separativas que no mezclen las aguas pluviales con las residuales y la construcción de colectores capaces de aumentar el volumen de lluvia capturado. En cuanto a los emisarios y a la propia EDAR, las soluciones se centran en diseñar emisarios que recojan 5 veces el caudal medio y construir pretratamientos completos en los aliviaderos de estas aguas pluviales.
  5. Programa de reutilización de aguas residuales para riego. Se recoge como una posibilidad a tener en cuenta en siguientes actualizaciones del Plan, ya que en el momento actual el aprovechamiento para el riego agrícola y de jardines no es una demanda y sólo se deja como una posible forma de reutilización para el futuro.
  6. Programa de explotación y mantenimiento de las instalaciones. Se asigna al Consorcio de Aguas y Residuos la función de entidad gestora de la Comunidad Autónoma y como órgano de colaboración y asesoramiento de las Entidades Locales en materia de saneamiento y depuración.
  7. Programa de gestión del Plan Director. El Plan coordina las actuaciones de las tres administraciones competentes en el tema de saneamiento y depuración, el Estado, el Gobierno de La Rioja y las Corporaciones Locales. Para alcanzar los objetivos del Plan, al ser la participación social clave para su cumplimiento, se hace imprescindible la promoción y sensibilización dirigida a la sociedad en general, a los agricultores (reutilización de lodos) y a los industriales (cumplimiento de las ordenanzas de vertidos).