Antes de la aprobación del Plan para el periodo 2000-2010, las actuaciones en depuración de aguas residuales en La Rioja estuvieron guiadas por el Plan Director de Saneamiento y Depuración 1997-2005. Una vez concluida la primera fase del documento, correspondiente al periodo 1997-2000 se vio la necesidad de realizar una actualización del Plan para dotarlo de una mayor efectividad. Así nació el Plan Director 2000-2010 que da continuidad y mejora el desarrollo del anterior. En esta primera fase se llevaron a cabo:

  • Nuevas infraestructuras de saneamiento y depuración: construcción de Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR), mejora de fosas sépticas y tanques Imhoff e instalación de tratamientos secundarios en la depuración de distintos municipios. Así el grado de cumplimiento del Plan previsto a finales del año 2000, según la distribución de anualidades del Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja, fue de un 61%.
  • Consolidación del canon de saneamiento: desde su implantación en el año 1997 (Decreto 42/1997. BOR 23 de agosto de 1997), el canon de saneamiento se ha constituido como un recurso tributario fundamental para financiar la explotación y el mantenimiento de las instalaciones de depuración de aguas residuales. El canon de saneamiento es una aportación económica de todos los riojanos a la depuración de los vertidos a los ríos. Este se paga en función del agua consumida, en el caso de uso doméstico y para uso industrial, se tiene en cuenta además la carga contaminante del vertido. Algunas modificaciones de este canon están recogidas la Ley 5/2000, de 25 de octubre, de saneamiento y depuración de aguas residuales de La Rioja.
  • Consolidación del Consorcio de Aguas y Residuos de La Rioja: Este organismo es el encargado de realizar las inversiones en infraestructuras y de prestar los servicios en materia de saneamiento y depuración de aguas residuales. Desde su creación en el año 1998 (Decreto 4/1998, de 23 de enero) se ha consolidado como un valiosos órgano de gestión.