Descripción de la Red

Actualmente la red de control de nitratos del GLR se configura como sigue:

  • Red de control operativa. Constituye la red oficial del Gobierno de La Rioja para la información sobre el estado de sus aguas subterráneas atendiendo a los requerimientos de la Directiva 91/676/CEE. Dicha red consta de 48 puntos de muestreo con cadencia de muestreo mensual, elegidos entre los más representativos de cada acuífero o masa de agua subterránea, con el objeto de disponer de una aproximación más veraz al estado "promedio" de la contaminación.
  • Red de investigación. Se trata de 45 puntos de control, con una cadencia de muestreo trimestral. Esta red complementa a la anterior con puntos de menor representatividad volumétrica. El objeto de esta red es disponer de un mejor conocimiento areal de la contaminación, extendiendo el control hacia acuíferos o sectores de acuíferos de menor entidad. Esta red servirá de alerta ante evoluciones no deseadas en determinadas zonas de las masas de agua subterráneas vulnerables a la contaminación difusa.
  • La red de control de masas subterráneas de la Rioja se complementa con la Red de Confederación Hidrografica del EbroEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Imagen Red de control de masas subterráneas

Contenidos de nitrato del periodo 2008-2011

Se muestran a continuación los resultados sobre el contenido promedio en nitrato de las aguas subterráneas de La Rioja procedentes de los puntos de muestreo del Gobierno de La Rioja para todo el periodo de información considerado 2008 a 2011, y para cada año del periodo: 2008, 2009, 2010 y 2011.

resultados contenidos de nitrato masas de agua subterránea

Como en el periodo de información anterior (2004-2007), los mayores contenidos en Nitrato se ubican en los aluviales dela Rioja Alta, aguas arriba de Logroño, con la excepción de los puntos del Glacis de Aldeanueva de Ebro, adscritos a un pequeño recubrimiento detrítico epitelial de escasos recursos y renovación para el que no se ha identificado masa de agua subterránea.Un factor clave que contribuye a esta diferenciación es el origen del agua de riego. La carencia de regulación en las cuencas de la Rioja Alta incide en una mayor explotación de las aguas subterráneas para riego. Esto implica la reutilización de aguas contaminadas por el efecto bombeo-riego-retorno, con el consiguiente efecto de acumulación del nitrógeno. En cambio, en la Rioja Baja se riega con aguas procedentes del canal de Lodosa, de bajo contenido en nitratos, lo que favorece el lavado del acuífero