historia

En 1995 se impulsa por parte del Gobierno de La Rioja el Programa sobre las personas con discapacidad dirigido a los escolares riojanos. Desde su puesta en marcha este Programa ha ido evolucionando: ha ampliado sus contenidos para dar respuesta a objetivos más generalizados e integradores y ha cambiado su denominación para una identificación más precisa, siempre manteniendo la imagen representativa del semáforo.

Inicialmente se denominó "PROGRAMA DE ACCESIBILIDAD. Programa educativo sobre dificultades de accesibilidad de las personas con discapacidad", cuyo contenido se centraba en informar sobre las necesidades de este colectivo y sus dificultades de accesibilidad.

Posteriormente se denominó "PROGRAMA DE SENSIBILIZACIÓN SOCIAL. Programa de sensibilización social en el ámbito educativo sobre las dificultades de integración de las personas con discapacidad" y trataba de dar respuesta a los compromisos de sensibilización asumidos por el Gobierno de La Rioja, y concienciar sobre la situación en la que se encuentran las personas con discapacidad en la sociedad.

En 2012, con una visión más globalizada, pasa a denominarse "PROGRAMA INTEGRA EN LA ESCUELA. Programa socioeducativo sobre las personas con discapacidad". Amplía y desarrolla nuevos conceptos sociales enfocados al mundo de la discapacidad. Se desarrollan valores y actitudes positivas como la tolerancia, el pluralismo, la diversidad o la solidaridad, encaminado todo ello a conocer y entender la discapacidad dentro de un ámbito de normalización. El Programa fomenta la igualdad de oportunidades y favorece la integración en la sociedad, en especial del alumnado con discapacidad en los centros educativos.

INTEGRA EN LA ESCUELA contribuye a conseguir un mundo de integración y sin barreras, en igualdad.