La Dirección General de Industria ha registrado 2.481 certificados de eficiencia energética en el primer semestre de 2015

Estos certificados suponen la calificación de 3.592 viviendas con una superficie habitable certificada de 302.776 metros cuadrados

El director general de Innovación, Trabajo, Industria y Comercio, Julio Herreros ha informado esta mañana sobre la evolución del Registro de Certificaciones Energéticas en edificaciones de La Rioja en este primer semestre de 2015 y ha destacado que se han inscrito 2.481 certificados que corresponden a 3.592 viviendas. Transcurrido el segundo año de la implantación del registro y tras los primeros meses de regularización del parque de edificios, durante los cuales hubo un gran volumen de inscripciones, el número de certificados inscritos se ha estabilizado en una media de unas 375 inscripciones mensuales.

Julio Herreros ha señalado que "el certificado energético nos informa sobre cómo está nuestra vivienda en esta materia mediante una etiqueta que clasifica los edificios desde la A (favorable) a la G (desfavorable) y nos ofrece recomendaciones de mejora, si son necesarias. Estas medidas deben ir enfocadas a obtener el máximo ahorro energético con un coste contenido y que pueda ser amortizado en un periodo de tiempo asumible".

El 1 de junio de 2013 entró en vigor el Real Decreto 235/2013Este enlace se abrirá en una ventana nueva que aprobaba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, cuyo objetivo es promover los edificios de alta eficiencia energética y el ahorro de energía. Uno de los requisitos que establecía dicho Real Decreto era la creación de un registro para inscribir los certificados de eficiencia energética.

Resultados de las certificaciones energéticas Desde entonces, en La Rioja se han registrado 11.350 certificados de eficiencia energética, de los cuales, 10.134 corresponden a edificios de tipo residencial y 1.206 a edificios de tipo terciario como locales o edificios completos que alberga colegios, comercios o edificios públicos.

De los 2.481 certificados inscritos en el primer semestre de 2015, 1.962 han sido inscripciones que se corresponden con viviendas individuales, 190 a viviendas unifamiliares y 94 a certificados de eficiencia energética de edificio completo.

Asimismo, se han registrado 287 certificaciones de edificios de tipo terciario, en un 46% correspondían a inmuebles de uso comercial, un 21% a oficinas (ingenierías, despachos profesionales,…), un 9% a inmuebles dedicados a actividades de restauración (restaurantes, hoteles y cafeterías). El resto de edificios terciarios registrados corresponden a actividades varias como uso educacional, deportivo y espectáculos.

En cuanto a los espacios públicos, cabe destacar el esfuerzo que están realizando las administraciones públicas para certificar energéticamente los edificios que ocupan. Desde la puesta en marcha del registro autonómico de Certificación se han inscrito un total de 65 edificios para usos muy diversos como polideportivos, Centros de Tercera Edad, edificios Consistoriales, edificios de la Universidad de la Rioja o el Centro Tecnológico de La Rioja.

La calificación energética

El 82,57% de las viviendas registradas en este primer semestre de 2015 de edificios existentes, han obtenido una calificación energética media, con las letras D y E. Un 2,53% obtienen una calificación energética elevada, que englobarían aquellos edificios de alta calificación energética que superan con creces las exigencias del Código Técnico de Edificación e incluyen instalaciones técnicas muy eficientes y un gran aislamiento en la envolvente térmica y un 14,9% han obtenido una calificación baja, con las letras F y G.

Por otro lado, las certificaciones de edificios en proyecto han obtenido una calificación energética alta. Concretamente, el 78% de los 14 inscritos tienen una calificación de A, B o C.

Mejoras en el registro y reducción de la tasa

Desde la puesta en marcha de este registro, que depende de la Dirección General de Innovación, Trabajo, Industria y Comercio, 885 técnicos han suscrito certificados de inmuebles en La Rioja, entre arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros e ingenieros técnicos.

También la Dirección General ha llevado a cabo mejoras como el pago telemático desde la propia aplicación, la conexión del sistema con la base de datos del catastro, la información disponible en la web y la herramienta de búsqueda de la base de datos pública, que han permitido reducir la tasa de inscripción a la mitad, pasando de 37,95 a los 18 euros de coste (16,20 euros con pago telemático) desde el 1 de enero de este año.

Cabe destacar además la creación de nuevas herramientas de consulta como el Mapa energético de la Edificación de la Rioja que permite visualizar los inmuebles geolocalizados con certificado de eficiencia energética inscrito en el registro oficial en La Rioja. Esta aplicación permite realizar filtros para que solo se muestren edificios con unas determinadas características en función de su calificación energética, uso, año de construcción, municipio…

Para cada uno de los edificios registrados la herramienta proporciona datos de identificación (referencia catastral, dirección) y energéticos del mismo (consumo, calificación, etc); así como la visualización de la etiqueta energética obtenida por el inmueble. Este mapa energético está a disposición de todos los ciudadanos y profesionales de este ámbito en la página web del Gobierno de La Rioja, www.larioja.org, en el apartado de Industria y Energía.

Plan de Inspección y Control

La Dirección General de Trabajo, Industria, Innovación y Comercio está desarrollado un Plan de Inspección para vigilar, por un lado, el cumplimiento de obtención y puesta a disposición del comprador del certificado de eficiencia energética, con la información de la calificación del inmueble puesto a la venta o alquiler y, por otro, la correcta realización del procedimiento de calificación energética por parte de los técnicos competentes que elaboran los certificados registrados.

Así, en el último ejercicio se han realizado 90 inspecciones de viviendas y locales que estaban a la venta o alquiler, requiriendo a los titulares la obtención del certificado si no disponían de él. También se han revisado 250 certificados registrados, incluyendo visitas de comprobación de los inmuebles calificados, verificar los datos de mismo. Ocho de cada diez certificados revisables han sido aceptables, en algún caso con observaciones mientras que el resto han tenido que ser corregidos al encontrarse desviaciones. Por último, se han realizado visitas a 15 inmobiliarias con objeto de verificar y recordar el cumplimiento de las obligaciones de Certificación energética y puesta a disposición de los compradores de la información de calificación energética.