Autor: Santiago Aguilar

Año publicación: 2014 - 191 p.

ISBN 978-84-9960-075-8

P.V.P.: 10 €

Rafael Azcona en el diario Pueblo (1954-1956) es un trabajo de investigación sobre una faceta muy poco conocida del guionista riojano, sus colaboraciones literarias y gráficas en el diario vespertino de la Organización Sindical Española. Un corpus bastante notable porque abarca un artículo semanal y una viñeta casi a diario a lo largo de este bienio. Por primera vez tenemos ocasión de acercarnos de manera sistemática a una labor oscurecida por la originalidad de su obra literaria y la inmensidad de su tarea como guionista. Esta actividad le ayuda a desarrollar el músculo para observar la realidad inmediata, algo que escapaba a las habilidades exigidas en La Codorniz, su otro taller de aprendiz de humorista. A lo largo de dos años lo vemos evolucionar día a día, al tiempo que van surgiendo, a modo de apuntes, temas y situaciones que conformarán sus novelas y primeros guiones. Pero el estudio no orilla el carácter propagandístico del órgano periodístico nacional-sindicalista y el modo en que Rafael Azcona aprovecha las tensiones entre las distintas facciones del franquismo y las fisuras de la censura en el ámbito del humor y la crítica municipal para ironizar con su peculiar estilo sobre una realidad cotidiana de la que nunca estuvo tan cerca como entonces.

El autor

SANTIAGO AGUILAR (Madrid, 1959) es licenciado en Ciencias de la Imagen por la Universidad Complutense de Madrid. Entre 1985 y 1995 trabaja como documentalista en Filmoteca Española y hasta 2010 ha seguido colaborando con dicho organismo como investigador y en la definición del Plan de Digitalización del archivo. Como miembro de La Cuadrilla es director y guionista cinematográfico y azconiano confeso. En colaboración con Felipe Cabrerizo ha realizado diversos trabajos de investigación relacionados con el cine y la literatura de humor española e italiana del siglo XX. Por su cuenta y riesgo ha sido guionista televisivo, ha publicado libros y artículos sobre aspectos poco tratados de la historia del cine español y ha producido y dirigido el documental De Reparto (retrato de un actor) (2009).

RAFAEL AZCONA (Logroño, 1926 – Madrid, 2008) fue poeta en Logroño, humorista en Madrid y guionista por medio mundo. Colaboró estrechamente con Marco Ferreri y Luis G. Berlanga a lo largo de tres décadas. Tomaron el relevo José Luis García Sánchez y Fernando Trueba. Puso su oficio y su talento al servicio de José María Forqué, Carlos Saura y José Luis Cuerda. Desde 1958, lo más granado del denostado cine español pasó por sus manos. Fue galardonado con el Premio Nacional de Cinematografía en 1983 y con el Goya honorífico en 1998, que hay que sumar a los otros seis premios de la Academia que recibió por su trabajo como guionista. Como Fernando Fernán-Gómez, nunca recogió ninguno. Con tal de no recoger el último fue capaz de decir que se había muerto. No es cierto. Siempre le tuvo manía a la pompa, sobre todo, si era plural y fúnebre.

Rafael Azcona en el diario Pueblo