Concepción Arruga

La modernización y mejora de los servicios de la Administración autonómica se basa en gran medida en la innovación y especialmente en el uso intensivo de las tecnologías y en fomentar la accesibilidad a las mismas. En este contexto, el Gobierno de La Rioja presenta la Estrategia para una Administración Electrónica en La Rioja para los años 2013-2015 que será la hoja de ruta del Ejecutivo regional en materia de telecomunicaciones y administración electrónica para esta legislatura.

Desde que el Gobierno de La Rioja aprobase el plan de austeridad, uno de los ámbitos en los que nos hemos esforzado día a día ha sido en buscar eficiencias en la gestión para modificar la cultura administrativa y poder ofrecer a los riojanos una Administración más moderna, más eficaz y más eficiente. Una administración que sea percibida por los ciudadanos como una organización que les facilita la vida y que en el ejercicio de sus derechos y obligaciones responde con agilidad, eficiencia y proactividad.

En este sentido, el Gobierno de La Rioja ha hecho una apuesta clara y decidida por las tecnologías de la Información y la comunicación, centralizando la inversión en tecnología y potenciando la capacidad tecnológica de nuestra Comunidad como herramienta imprescindible para abordar la transformación de las formas de tramitación de los expedientes así como la simplificación de los procedimientos administrativos.

La Estrategia Digital para una Administración Electrónica en La Rioja, que afectará a todo el sector público de la Comunidad, nace con un diálogo abierto con todas las administraciones, con los agentes económicos y asociaciones especializados en la materia.

Queremos conseguir la cercanía de la Administración y la cohesión social y territorial que implica generalizar una atención no presencial; la eficacia que supone garantizar una sostenibilidad social, económica y medioambiental mediante la optimización de los recursos y el consiguiente ahorro público y de los ciudadanos y las empresas. Queremos aumentar la calidad del servicio que supone la teletramitación de los procedimientos, ya que implica un esfuerzo de sencillez, claridad y rapidez adecuándolos al coste, al tiempo y a la norma; y entre otros objetivos, queremos conseguir mayor transparencia, si cabe, con el uso de la tecnología de la información y de las comunicaciones como elemento de participación ciudadana.

Estoy convencida de que en 2015 estaremos hablando de una Administración riojana más moderna, más eficaz y más electrónica.