Busca, como su nombre indica, alfabetizar en lengua castellana a las personas inmigrantes que tienen dificultades para expresarse en nuestra lengua.

Las clases son totalmente prácticas y adaptadas al ritmo de cada una de las personas.

Se imparte en todos los Centros de Educación de Personas Adultas (CEPAs).