"Este novedoso y exhaustivo estudio sobre la violencia en el deporte en La Rioja ha sido realizado por el equipo de la profesora Ana Ponce de León (Universidad de La Rioja), a quien agradezco su esfuerzo y dedicación.456694Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto

El estudio ha analizado las actas de unos 70.000 partidos oficiales de todas las categorías y modalidades deportivas durante 5 años por lo que se convierte en un punto de partida muy apropiado para conocer el estado de la cuestión y, a partir de ahí, realizar un análisis en profundidad que nos permita tomar las decisiones más adecuadas. Tenemos, pues, trabajo por delante.

Algo que deberemos hacer, en todo caso, de manera conjunta entre la administración, los clubes, las federaciones, los medios de comunicación, los entrenadores, y los propios aficionados.

Hagamos todo lo posible y pongamos todos los medios para apartar los comportamientos violentos que contaminan el deporte.

Porque el deporte es una actividad tan importante que nos concierne a todos."

José Ignacio Ceniceros González

Presidente del Gobierno de La Rioja


El 17 de mayo 2017 tuvo lugar la presentación del ‘Análisis de la violencia en el deporte en La Rioja’, realizado la Universidad de La Rioja a instancias de la Consejería de Políticas Sociales, que revisa y cuantifica las actas de casi 70.000 encuentros deportivos, celebrados en la comunidad autónoma en las últimas 5 temporadas completas (2011-2016) y organizados por las 34 federaciones y 6 delegaciones deportivas en todas las categorías (prebenjamín, benjamín, alevín, infantil, cadete, juvenil y senior, en sus modalidades femenino, masculino y mixto).

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, destacó que "el deporte riojano goza de buena salud", dado que las conductas violentas se concentran en el 2,72% de los encuentros. No obstante, aboga por la "implicación" y el "compromiso" de todos, Administración federaciones, clubes, colegios, medios de comunicación, padres para "desterrar de las canchas cualquier expresión de violencia física o verbal y cualquier acción que vaya en contra de la dignidad de las personas".

El Gobierno de la Rioja continuará promoviendo las campañas de juego limpio o los decálogos de buenas prácticas deportivas, y ha recordado que la Ley del Deporte recoge como infracciones muy graves, entre otras, las declaraciones públicas de deportistas, técnicos, entrenadores, jueces, árbitros, directivos o del resto de colectivos del deporte que inciten a los equipos o a los espectadores a la violencia.

Análisis de la violencia en el deporte en La Rioja (7,9MB, 53 páginas)


Conclusiones del estudio

De la cuantificación y análisis de las manifestaciones violentas registradas, el estudio señala que el 90,81% de los encuentros no registró ninguna conducta violenta y solo se han registrado este tipo de situaciones en 5 de las 36 actividades deportivas estudiadas.

Entre fútbol y fútbol sala aglutinan casi la totalidad de conductas violentas registradas (99,4%), el 90,1% en fútbol y el 9,3% en fútbol sala. Las otras prácticas deportivas que identifican algún acto violento son balonmano (0,4%), baloncesto (0,1%) y rugby (0,1%).

El 43,70% de los encuentros analizados de fútbol y el 32,47% de los de fútbol sala registran conductas violentas, frente al 5,92% de los de rugby, el 4,85% de los de balonmano y el 0,23% de los de baloncesto.

En este sentido, cabe destacar que más de la mitad de las conductas violentas registradas (el 54,68%) se concentran en solo el 2,72% de los encuentros.

Ocho de cada diez conductas violentas son gestos de agresividad, provocación o trato vejatorio (81,2%), cometidas principalmente por hombres (el 98,6%) que es además jugadores (el 95,1%). Solo el 2,8% vienen de personal del cuerpo técnico y el 2,1%, de los delegados de campo. Entre los más de 70.000 encuentros estudiados no hay evidencia de conductas violentas cometidas por espectadores, cuerpo sanitario o directivos

En cuanto a las categorías, más de la mitad de los episodios estudiados se concentran en la categoría senior (51,8%), mientras que una de cada cuatro se producen en juvenil/junior (25,7%).