SanMillanImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto

Para conmemorar el vigésimo aniversario de la declaración de San Millán de la Cogolla como Patrimonio de la Humanidad, los días 2 y 3 diciembre tendrán lugar unas Jornadas de Puertas Abiertas en ambos monasterios, Suso y Yuso.

La Fundación San Millán de la Cogolla facilitará un servicio gratuito de autobuses de ida y vuelta desde Logroño. Para poder reservar sus plazas en el autobús deben contactar con el Monasterio de Yuso (941373049)

Visitas al Monasterio de Suso:

  • Las visitas serán gratuitas siendo necesario reservar previamente llamando al teléfono 941373082.
  • El acceso al Monasterio de Suso se hace en un autobús especial. El acceso en vehículo privado está prohibido.
  • El hecho de subir caminando no implica poder entrar al mismo: para realizar la visita debe estar en posesión de la pertinente entrada.
  • Visita guiada cada 30 minutos aproximadamente.
  • Horario: de 9:55 a 13:25 y de 15:55 a 17:25 hrs. (sábado y domingo)

Visitas Monasterio de Yuso

  • Las visitas serán gratuitas.
  • Visita libre con recorrido marcado (no es necesario reservar, a no ser que se desee visitar la Biblioteca para lo que debe reservarse obligatoriamenteen el 941373049)
  • Horarios de visita:
    • Sábado día 2 de diciembre:10:00 a 13:00 (entrada del último grupo) y de 15:30 a 17:30 hrs. (entrada del último grupo).
    • Domingo día 3 de diciembre:10.00 a 13.00 hrs. (tarde cerrado)

A todos los visitantes se obsequiará con un marcapáginas conmemorativo.

En torno al 4 de diciembre, fecha en que los Monasterios de Suso y Yuso fueron declarados Patrimonio de la Humanidad, se va a lanzar una campaña promocional con carteles y anuncios en medios de comunicación y en autobuses con la que se pretende difundir esta efeméride y reafirmar el valor de La Rioja como origen del español.

20 años de la declaración de la Unesco

El 4 de diciembre de 1997 los Monasterios de Suso y Yuso en San Millán de la Cogolla fueron declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, fundamentalmente por dos razones: los monasterios de Suso y Yuso representan un testimonio excepcional de la introducción del monacato cristiano en el siglo VI y de su pervivencia continuada hasta la actualidad, y porque además, estos monasterios tienen una destacada importancia asociativa, por ser el lugar en el que surgieron las primeras manifestaciones escritas de la lengua española.

Su inscripción en la lista del patrimonio mundial confirma el valor excepcional y universal de un sitio cultural o natural que debe ser protegido para el beneficio de la humanidad.

Para cumplir esta tarea y apenas un año después de la designación, el 8 de octubre de 1998 se creó la Fundación San Millán de la CogollaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, cuya presidencia de Honor ostenta la Princesa de Asturias y, hasta su mayoría de edad, Su Majestad el Rey Felipe VI.

En estos 20 años, San Millán se ha convertido en un centro cultural y de visita universal, sin perder su idiosincrasia y reforzando las condiciones que propiciaron su declaración. Sirva como ejemplo su elección el año pasado por la UNESCO como ejemplo de Bien Patrimonio Mundial en el que conviven en perfecta sintonía religiosidad, turismo y cultura.

Una vida religiosa que se ha mantenido ininterrumpidamente desde el siglo VI hasta la actualidad. En Suso se fundó la primera comunidad monástica del ámbito hispánico y encontramos aún hoy el altar más antiguo de España, aquel en el que San Millán celebraba la Eucaristía; una labor espiritual que hoy prosiguen en Yuso los Agustinos Recoletos.

Una vida cultural que se inició en la época medieval y que fue especialmente prolífica y floreciente en los siglos X y XI. De su escritorio surgieron, y no por casualidad, los primeros, los más abundantes y los mejores textos escritos de una lengua que ya no es latín, que denominamos romance, y que nos hablan del enorme caudal de conocimientos y de medios con que contaban los monjes emilianenses en la Alta Edad Media.

De la misma manera, allí surgió una de las producciones literarias más cultas de toda la Edad Media con Gonzalo de Berceo, el primer poeta de nombre conocido, que animó la floración de una literatura estéticamente ambiciosa y de todo punto nueva.

Hoy se sigue trabajando en pro de la cultura desde el Centro Internacional de Investigación de la Lengua Española (Cilengua), una referencia indiscutible para el estudio de la lengua española. Más de mil años después, los soportes, los medios, los métodos y los conocimientos han cambiado, pero no el impulso intelectual que impregnó las conciencias de aquellos monjes que buscaban el conocimiento y su difusión.

San Millán no solo atrae a estudiosos e investigadores; atrae sobre todo a cientos de miles de visitantes y turistas, como hace más de mil años atraía a numerosos peregrinos y devotos. Un lugar singular que combina en perfecta armonía espiritualidad y religión, cultura e historia, naturaleza y paisaje, orígenes y futuro de una lengua que está en clara expansión.