Ruta Jacobea por el Ebro

La Dirección General de Cultura del Gobierno de la Rioja ha incoado el expediente para la declaración como Bien de Interés Cultural, con la categoría de Vía Cultural, el Camino Jacobeo del Ebro a su paso por nuestra comunidad autónoma.

La vía de peregrinación utiliza el curso del Ebro y las antiguas vías romanas, adentrándose en La Rioja por Alfaro y Calahorra, procedente del denominado Camino Jacobeo del Ebro. Este camino, que se ha mantenido durante siglos, se desenvolvía desde Tortosa, nudo de comunicación entre las costas marítimas y las tierras interiores del valle del Ebro, llegando a Zaragoza para pasar a Tudela y continuar por tierras de la Rioja Baja. Esta ruta fue también la del propio río por ser su curso fluvial navegable, vigente por lo menos durante toda la Edad Media como han documentado diferentes historiadores. El Camino procedente de Cataluña estaba relacionado con las rutas marítimas del mediterráneo, pero en el Camino Jacobeo del Ebro también venían a converger otras rutas procedentes de Alemania y especialmente de Francia.

Una vez en tierras riojanas el camino del Ebro discurre en la actualidad por las poblaciones de Alfaro, Rincón de Soto, término de Aldeanueva, Calahorra, Murillo de Calahorra, término municipal de Ausejo, Alcanadre, Aradón, Arrúbal, Agoncillo, Varea y Logroño donde enlaza con la vía principal.