La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Leiva está situada aguas abajo del núcleo urbano, en la margen izquierda del Río Tirón.

El vertido se trata en una primera fase en una caseta, en la margen derecha del río, donde se tamiza y posteriormente se bombea hasta la EDAR, a través de una tubería de fundición de 150 mm de diámetro y 642 m de longitud.

La planta aplica la alternativa de tratamiento de fangos activados en aireación prolongada y el agua, una vez tratada, se vierte al Río Tirón a través del Arroyo Los Lagos.