La fuente principal de abastecimiento del sistema serán las aguas superficiales del Río Cidacos, que en el futuro quedarán reguladas por el embalse de Enciso, actualmente en construcción. En la actualidad y con el fin de reforzar la captación y mejorar la calidad de los caudales que todavía no están regulados, se captarán aguas subterráneas en el entorno de la población de Arnedillo, completándose con el agua de mejor calidad de algunos abastecimientos actuales.

La planta de tratamiento se ubicará aguas abajo de la captación, en la margen izquierda del Cidacos y tratará un caudal de 2000 m3/h. La línea de tratamiento consistirá en una decantación seguida de filtración sobre lechos de arena y desinfección mediante cloro y estará dotada de un depósito de 2816 m3. El proyecto se ha dimensionado para suministrar un volumen anual de agua de aproximadamente 11.000.000 m3

El agua, una vez tratada, se distribuirá a los depósitos de los núcleos integrados en el sistema mediante una red que se configura con una conducción principal de la que partirán los ramales para suministro de zonas más alejadas. La red de distribución de agua tiene una longitud total de 114,5 kilómetros.

  • Conducción principal. Discurre entre el depósito de cabecera en Arnedillo y Calahorra, pasando por Santa Eulalia Bajera, Herce, Arnedo y Quel
  • Ramal de Alfaro, de 32,5 Km pasa por Autol, Aldeanueva de Ebro y Rincón de Soto hasta llegar a Alfaro
  • Ramal de Alcanadre, de 29,9 Km, abastece a Bergasa, Tudelilla, El Villar de Arnedo, Pradejón y Alcanadre. Desde Tutelilla se conectará con el abastecimiento del Valle de Ocón y con el abastecimiento a Corera, El Redal y Galilea.