La planta potabilizadora situada en las proximidades del núcleo de Viguera, se ha diseñado para tratar un caudal de 1.400m3/h, con posibilidades de ampliación en función de las necesidades del futuro hasta 2.100 m3/h. La línea de tratamiento consta de:

  • Llegada de agua bruta a planta, medición y regulación de caudal de entrada
  • Obra civil para ozonización en el futuro
  • Mezcla rápida, adición de reactivos químicos y preoxidación
  • Floculación
  • Decantación lamelar
  • Filtración rápida en filtros abiertos de nivel constante a través de lechos de arena
  • Filtración en filtros de carbón activo
  • Desinfección de agua tratada, postcloración
  • Línea de fangos con purga, espesado y centrifugación.
  • El depósito regulador en cabecera tiene una capacidad de 8.500 m3

La red de distribución de agua tiene una longitud aproximada de 75 km, con diámetros variables entre 900 mm y 80 mm. Se configura mediante una conducción principal que parte del depósito de regulación de la potabilizadora y enlaza con la conducción que unía los depósitos de Lardero y Alberite- Villamediana. Esta conducción quedó integrada en el sistema para llevar agua hasta estos tres depósitos y como tubería de enlace con los ramales que atienden las demandas de la cuenca baja del río Leza.