26 de enero de 2007

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el convenio de colaboración entre la Consejería de Salud y la Fundación Internacional Josep Carreras, entidad que mantiene y gestiona el Registro de Donantes Voluntarios de Médula Ósea (REDMO), con el objetivo de fomentar el trasplante de médula ósea de donantes no emparentados.

Mediante la firma del convenio, Salud contribuirá a generar donantes de médula ósea para consolidar el Registro de Donantes Voluntarios de Médula Ósea, y coordinará con la Fundación Internacional Josep Carreras las búsquedas de precursores hematopoyéticos para pacientes que los precisen, de todo el territorio nacional.

Para ello, la Consejería de Salud, a través de la Unidad de Coordinación de Trasplantes, promocionará, facilitará y gestionará todos los trámites oportunos para aquellos riojanos que deseen convertirse en donantes de médula ósea, con lo que se va a satisfacer una posibilidad que hasta la fecha no existía en nuestra comunidad (actualmente, en La Rioja, ya existen 50 personas que han manifestado este propósito en la Unidad de Coordinación de Trasplantes).

El trasplante de progenitores hematopoyéticos es un tratamiento que se aplica en enfermedades relacionadas con el crecimiento inadecuado de células malignas, así como para corregir la falta de producción de células de la sangre, algunos trastornos del sistema inmune y ciertas alteraciones metabólicas. Los precursores hematopoyéticos, llamados también células troncales porque son el origen de todas las células de la sangre, se encuentran en gran cantidad en la médula ósea y son capaces de multiplicarse, madurar y convertirse en hematíes o glóbulos rojos, leucocitos o glóbulos blancos y plaquetas. Se hallan sobre todo en el interior de los huesos planos y de las vértebras. En menor cuantía circulan también por la sangre periférica.