30 de diciembre de 2005

El Presidente del Servicio Riojano de Empleo, Juan José Muñoz, ha informado esta mañana al Consejo de Gobierno de su Plan de Actuaciones para 2006, que recoge los objetivos previstos en materia de empleo para el próximo ejercicio, los indicadores más importantes y las líneas de actuación necesarias para su consecución.

Entre los principales objetivos del Plan se encuentra el fomento de la calidad en el empleo. Para ello, se potenciará la mejora de la cualificación de los trabajadores, la implantación de procedimientos de calidad y la ejecución de los compromisos adquiridos en el Acuerdo Social por la Productividad y el Empleo de La Rioja, como la puesta en marcha del Plan Integral de Empleo y el Pacto por el Empleo Femenino.

Además, el Plan de Actuaciones pretende aumentar y mejorar el empleo en La Rioja. Contempla medidas para la creación de empleo clásicas en esta Comunidad Autónoma, como los programas Primer Empleo o el fomento del autoempleo y la economía social y, novedosas, como acciones específicas para los colectivos con más dificultades de encontrar un empleo: discapacitados, jóvenes, inmigrantes y mujeres.

Durante el ejercicio 2006, el SRE potenciará la igualdad de oportunidades laborales entre hombres y mujeres como un elemento más para alcanzar una verdadera calidad en el empleo. Para avanzar hacia esta igualdad se harán progresos en la formación continua, la conciliación entre la vida privada y la vida profesional y en la flexibilidad y seguridad en el trabajo.

Así, se ejecutará el tradicional programa 'Mujer y Empleo' con el que se dará una oportunidad laboral a mujeres mayores de 40 años que se reincorporan tras haber abandonado provisionalmente el mercado laboral.

Este programa incluirá como novedad principal la ampliación, de 6 a 9 meses, de la duración de los contratos suscritos al amparo de esta iniciativa si los programas contemplan flexibilidad horaria para las mujeres contratadas.

Se amplía también en los siguientes casos: si tiene algún hijo discapacitado o incapacitado para trabajar, si forma una familiar monoparental con al menos un descendiente, si el cónyuge fuera discapacitado o tuviese algún grado de discapacidad igual o superior al 33% o estuviese incapacitado para trabajar, si la trabajadora conviviese con algún ascendiente bajo su dependencia económica, siempre que careciese de ingresos, si la mujer estuviese acogida a medidas de prevención de la violencia doméstica, y si en los últimos año no hubiera tenido contratos de duración acumulada superior a 6 meses.

También se fomentará el derecho a la excedencia y la sustitución de trabajadores en excedencia para ayudar a las mujeres y las empresas que se decidan por esta opción. Se promocionarán códigos éticos de relaciones laborales con enfoque de género, se fomentará la implantación de planes de acción positiva y se llevará a cabo una campaña de sensibilización sobre esta materia.

Por otra parte, el Servicio Riojano de Empleo ha introducido, como nuevo criterio en la programación de acciones formativas, los cursos dirigidos al personal que se incorpora a las empresas después de ausencias debidas a cuidados familiares.

Por último, se apoyará especialmente a las mujeres del mundo rural con formación y asesoramiento específico y adecuado a sus necesidades.

El Plan incidirá también en otros colectivos con más dificultades de acceso al empleo como los jóvenes, los discapacitados y los inmigrantes. En todos los casos, el objetivo es facilitar su acceso al empleo.

Durante el año 2006, el Servicio Riojano de Empleo proseguirá con los cuatro proyectos europeos que tiene en marcha y que se centran en la calidad en el empleo, la integración de la mujer y rutas hacia la inserción sociolaboral.

El SRE destinará más de 25 millones de euros a estas actuaciones con las que se pretende llegar a todos los trabajadores riojanos que lo requieran.

Concretamente, los objetivos del Servicio Riojano de Empleo es llegar a:

- 610 nuevos trabajadores mediante los programas 'Primer Empleo' y ' Mujer y Empleo'

- 950 trabajadores que se beneficiarán de las ayudas al fomento del empleo estable

- 55 trabajadores que formarán nuevas empresas mediante la economía social

- 585 trabajadores discapacitados que se emplearán gracias a las ayudas Servicio Riojano de Empleo, tanto en Centros Especiales de Empleo como en empresas normalizadas

- 593 trabajadores que recibirán ayudas para el autoempleo

- 90 trabajadores que recibirán ayudas para ejercer el derecho a la excedencia y 25 que recibirán subvenciones para conciliar la vida familiar y laboral

- 9.000 trabajadores que recibirán formación acorde a las necesidades del tejido productivo riojano

- + de 5.000 trabajadores que recibirán asesoramiento y orientación laboral.