15 de febrero de 2002

La Consejería de Turismo y Medio Ambiente ha presentado al Gobierno de La Rioja el estudio "Huella Ecológica de la Comunidad Autónoma" que indica cómo afecta nuestra forma de vida al entorno y calcula la superficie que necesitamos para satisfacer nuestros consumos y absorber los recursos que generamos. Según este estudio, los riojanos necesitaríamos 536.000 hectáreas (más de dos veces la superficie de La Rioja) para sustentar nuestro actual estilo de vida.

La huella ecológica se calcula estimando la superficie necesaria para satisfacer los consumos asociados a la alimentación (cultivos, pastos, mar), a los productos forestales (bosques), al gasto energético (consumo energético directo o para la elaboración de bienes de consumo) y a la ocupación directa del terreno (urbano e infraestructuras). Esta superficie se suele expresar en ha/cap/año si el cálculo es por habitante, o bien, en hectáreas si se refiere al conjunto de la comunidad estudiada.

Una vez estimado el valor de la huella ecológica, se calculan las superficies reales de cada tipología de terreno productivo (cultivos, pastos, bosques, mar y terreno urbanizado) disponibles en el ámbito de estudio. La suma de todos ellos es la Capacidad de Carga Local, que está expresada en hectáreas por habitante.

La comparación entre los valores de la huella ecológica y la capacidad de carga local permite conocer el nivel de autosuficiencia de la zona estudiada.

Huella Ecológica > Capacidad de Carga La región presenta un déficit ecológico.

Huella Ecológica < Capacidad de Carga La región es autosuficiente

El déficit ecológico nos indica que una región no es autosuficiente porque consume más recursos de los que dispone. Este hecho nos indica que la comunidad se está apropiando de superficies fuera de su territorio, o bien, que está hipotecando y haciendo uso de superficies de las futuras generaciones.

Déficit ecológico de más de 2 has. por persona y año

El estudio revela que el valor de la huella ecológica para la Comunidad de La Rioja es de 3,56 ha/cap./año. Por su parte, la capacidad de carga local, es decir, la disponibilidad de superficie biológicamente productiva es de 1,54 ha/cap./año. La conclusión de ambos datos es que el déficit ecológico de La Rioja es de 2,02 ha/cap./año, lo que equivale a un déficit total de 536.193 hectáreas.

Esto supone que la superficie apropiada es 2,31 veces la superficie disponible, es decir, que el conjunto de los riojanos necesitaríamos una superficie más de dos veces superior a La Rioja para satisfacer nuestro consumo actual.

La existencia de éste déficit ecológico indica que el nivel de consumo de la región no puede satisfacerse con los recursos y la capacidad de absorción de residuos de su territorio y por tanto, que requiere de la apropiación de ecosistemas de fuera de sus fronteras (importando recursos naturales) o bien de superficies de las generaciones futuras (dejando el planeta más contaminado y con menos recursos).

La huella ecológica de La Rioja es similar a la de otras regiones españolas como Cataluña o Navarra, aunque sensiblemente inferior a la de regiones de países ricos como Canadá o Suecia.

Regiones AÑO Huella Ecológica

(has/cap) Nº veces la región

Región de Vancouver (Canadá) 1991 4,3 19

Región sudeste de Queensland 1991 3,7 3

Malmöhus County (Suecia) 1994 7,2 2

Cataluña 1996 3,26 4,4

Navarra 1998 3,47 1,62

La Rioja 1999 3,56 2,3

Para reducir el déficit indicado en la huella ecológica se pueden llevar a cabo diferentes actuaciones que el Gobierno de La Rioja ya está fomentando, como son:

- El incremento de la producción de energías renovables. Fuentes como la solar, la eólica o la que se obtiene de la biomasa requieren poco terreno y no generan dióxido de carbono (CO2) adicional en su utilización. En los últimos años el Gobierno regional ha apostado por el desarrollo de estas energías que han tenido en La Rioja una evolución espectacular, en especial la eólica.

- La disminución del consumo energético en las viviendas, la industria y los servicios. En este sentido, la Administración regional ha desarrollado acciones encaminadas a sensibilizar a la sociedad sobre prácticas de consumo más sostenibles. Además, se están incorporando los criterios de eficiencia energética en el diseño y gestión de los edificios y equipamientos y se está avanzando mucho en el campo de la investigación.

- La aplicación de políticas forestales orientadas a incrementar la superficie arbolada. En La Rioja, la superficie arbolada ha experimentado un constante incremento en los últimos años y hoy representa el 25,5% de las tierras de la superficie regional. Nuestros bosques han visto aumentar su superficie en más de 1.700 hectáreas al año. Entre 1998 y el año 2000 se repoblaron además 3.082 hectáreas de bosque riojano. Como ejemplo de la importancia de estas actuaciones podemos decir que si la superficie arbolada aumenta 40.000 hectáreas, la huella ecológica disminuiría en 0,113 ha/cap.

- La construcción de depuradoras y la mejora en la gestión de los residuos. La Rioja ha avanzado notablemente en ambos

campos con la puesta en marcha de los Planes Directores de Saneamiento y Depuración y de Residuos.

HUELLA Y DÉFICIT ECOLÓGICO

Huella ecológica (ha/cap) 3,56

Capacidad de carga (ha/cap) 2,02

Déficit ecológico (ha/cap) 1,32

Déficit ecológico total (ha) 536193

Nº de veces la región 2,31