16 de septiembre de 2004

El Gobierno de La Rioja ha acordado solicitar al Gobierno de la Nación que adopte las medidas normativas precisas para paliar los daños ocasionados por las lluvias acaecidas del 3 al 8 de septiembre en nuestra comunidad. En concreto, la solicitud se refiere a las localidades de Arnedo, Calahorra, Viguera, Nalda, Islallana, Entrena, Navarrete, Fuenmayor, Ventosa, Huércanos y Uruñuela, donde se produjeron inundaciones y anegaciones a causa de las intensas lluvias.

Los principales problemas causados en estos municipios se centraron en las redes de distribución, abastecimiento y saneamiento de agua, infraestructuras agrarias, vías públicas, parques y jardines, desbordamientos de las riberas, red de carreteras, explotaciones agrarias, viviendas, industrias y locales, escuelas y otros centros públicos.

Las líneas de actuación solicitadas al Gobierno Central son tres:

a) Concesión de subvenciones para realizar obras de reparación y restitución de infraestructuras, equipamientos o instalaciones y servicios de titularidad pública.

b) Indemnización de daños en explotaciones de titularidad privada.

c) Establecimiento de medidas fiscales tales como exenciones en las cuotas de los impuestos cuyo hecho imponible esté directamente relacionado con los inmuebles, industrias, establecimientos y locales de negocio afectados.