4 de noviembre de 2005

El Gobierno regional ha aprobado, mediante un Decreto, un nuevo Reglamento de Máquinas de Juego de La Rioja, que recoge todas las variaciones y reformas establecidas en la Ley regional de Juego y Apuestas 5/1999, con la finalidad de atender los cambios originados en este sector.

Entre las principales modificaciones que introduce el nuevo Reglamento destaca la reducción de trámites administrativos de las máquinas recreativas o de mero pasatiempo, como la simplificación del procedimiento de homologación o la exención de comunicación de la ubicación de las mismas a la Administración, lo que permitirá mejorar la vigilancia de la explotación de las máquinas con premio y dotar de una mayor transparencia y seguridad al sector.

Es relevante, igualmente, la transformación que experimenta la autorización de instalación, es decir, el documento administrativo que habilita al titular del establecimiento para la instalación de máquinas de tipo "B" y "C" de una empresa operadora en locales autorizados. Ambas ofrecen premio en metálico, si bien las de tipo "C" se instalan en casinos, debido a los mayores premios y precio de la partida.

Con esta modificación, serán los propios titulares de los establecimientos quienes solicitarán dicho permiso administrativo, si bien, con la conformidad de la empresa operadora propietaria de las máquinas con premio en metálico, a través de la autenticación de las firmas por fedatario público. La autorización de instalación tendrá la duración máxima que fija la Ley de Juego, es decir, cinco años, desapareciendo la prórroga automática.

Por otro lado, el nuevo Reglamento incluye varios cambios efectuados por la Ley de Juego, como la figura del silencio negativo en las autorizaciones de establecimientos, la liberalización de la publicidad indirecta, la explotación lucrativa de videojuegos en locales públicos -que tiene su propio Decreto-, o el aforo y vigencia de las autorizaciones de los salones recreativos.

Ante las demandas de asociaciones y empresarios, el Reglamento diferencia la explotación de máquinas de tipo "B" instaladas en establecimientos de hostelería de los locales específicamente de juego, incluyendo a su vez la renovación automática de los permisos de aquéllos, así como la prolongación de la validez de las autorizaciones de instalación. Estas modificaciones proporcionarán una mayor seguridad jurídica y estabilidad comercial a la actividad.

El Decreto consta de 76 artículos distribuidos en cuatro Títulos: disposiciones generales, de las máquinas de juego, régimen de explotación e instalación de las máquinas y régimen sancionador. Finalmente, se completa con un anexo destinado a las condiciones técnicas de los salones recreativos y de juego, y a la publicación de las solicitudes e impresos normalizados de todos los trámites administrativos relacionados con las máquinas de juego, para facilitar al ciudadano su relación con la Administración.

Con la presente aprobación reglamentaria, el Ejecutivo riojano da un nuevo paso en la actualización normativa del sector del juego, cuyo dinamismo y naturaleza demandan una diligente adaptación a la realidad actual, mediante una tramitación administrativa ágil y eficaz, sin abandonar el control y vigilancia necesaria de la actividad, todo ello, en el marco fijado por la Ley regional de Juego.