19 de enero de 2007

El Consejero de Vivienda, Obras Públicas y Transportes ha informado al Consejo de Gobierno sobre la situación de los tramites administrativos para contratar la construcción de 5 variantes de población en: Murillo de Río Leza, San Vicente de la Sonsierra, Navarrete, Entrena y Castañares de Rioja. El importe aproximado de la construcción de estas 5 variantes, según los estudios informativos, asciende a 55,2 millones de euros.

La inversión se establece del siguientes modo: 20,5 millones de euros para la construcción de la variante de Murillo de Río Leza, 3,6 millones de euros para la de San Vicente de la Sonsierra, 12,6 millones de euros para la de Navarrete, 5,5 millones de euros para la de Entrena y 13 millones de euros para la de Castañares de Rioja.

En los casos de Murillo de Río Leza, San Vicente de la Sonsierra y Navarrete, con los estudios informativos redactados y a partir de la próxima semana, el Consejero de Vivienda, Obras Públicas y Transportes, Antonino Burgos, se reunirá con las Corporaciones locales de los municipios que se beneficiarán de estos proyectos para presentar las diferentes alternativas y dar inicio a los trámites de información pública.

En el caso de Castañares y Entrena, el trazado ya está definido y se han realizado las informaciones públicas pertinentes, por lo que el siguiente trámite es la redacción de los proyectos de construcción.

Existen otras dos variantes, las de Calahorra y Pradejón, cuyos estudios informativos están redactados, pero no se puede continuar con la tramitación administrativa hasta que el Ministerio de Fomento no defina dos infraestructuras que les afectan directamente y con las que habrá que coordinar las obras como son el desdoblamiento de la N-232 -en el caso de Calahorra- y la variante de El Villar de Arnedo -en el caso de Pradejón-.

La importancia de las variantes de población reside, no sólo en la destacada inversión económica, sino en que permiten incrementar la seguridad vial que supone para todos los riojanos y la comodidad para los conductores que utilizan dichas carreteras.

El Gobierno de La Rioja lleva años trabajando en las variantes de los municipios y, finalizada la de Rincón de Soto, en estos momentos están muy avanzadas las obras de la variante de Arnedo.

Con estas nuevas actuaciones, se dará un impulso significativo a las infraestructuras de la Comunidad Autónoma, lo que implica un esfuerzo económico relevante para el Ejecutivo regional.