28 de noviembre de 2003

El Gobierno de La Rioja, en su reunión de hoy, ha aprobado el Decreto por el que se crea y regula el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas de La Rioja, con el objetivo de ejercer mayor vigilancia y control en la fabricación y uso de estos productos y garantizar la salud pública.

Los biocidas son sustancias activas y preparados destinados a destruir, contrarrestar, neutralizar e impedir, por medios químicos o biológicos, la acción de cualquier organismo nocivo capaz de matar seres vivos.

Esta norma desarrolla el Real Decreto 1054/2002, de 11 de octubre, que regula el proceso de registro, autorización y comercialización de biocidas, y establece que aquellos que almacenen, fabriquen o comercialicen estos productos deberán inscribirse en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas de cada Comunidad Autónoma, registro que tendrá que ser gestionado por la autoridad sanitaria competente. Por esta razón, el Decreto aprobado hoy indica los requisitos y procedimientos que deben cumplir en la Comunidad Autónoma de La Rioja los citados establecimientos y servicios.

El Decreto afecta, por tanto, a todos los locales y establecimientos ubicados en La Rioja donde se fabriquen biocidas, así como a los que almacenen o comercialicen biocidas para uso profesional y a los servicios de tratamiento y aplicación de estos productos. Para formar parte del Registro, las autoridades sanitarias realizarán las correspondientes visitas de inspección, con el fin de garantizar que las instalaciones de éstos cumplen los requisitos mínimos que establece la legislación. Además, el Decreto indica que el personal de las empresas de servicios de aplicación de biocidas deberá disponer de la titulación que acredite los conocimientos suficientes para el desarrollo de estas actividades y que el personal que realiza las operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones tendrá que recibir un curso de formación específico.

Por otra parte, el Gobierno de La Rioja, a través de la Dirección General de Salud y Desarrollo Sanitario, dispone ya de un programa de vigilancia y control sanitario de biocidas, que adopta las medidas necesarias para evitar los posibles efectos nocivos para la salud de todo el proceso de fabricación, almacenamiento, transporte, uso y eliminación de este tipo de productos.

En este sentido, la Consejería de Salud realiza las actividades de vigilancia e inspección de las empresas que comercializan y aplican este tipo de productos para garantizar un control exhaustivo tanto de los establecimientos, locales e instalaciones, como de los productos biocidas fabricados y el personal que utiliza los mismos. Las campañas de inspección pretenden prevenir los problemas que suelen detectarse en el uso de biocidas, como pueden ser las mezclas no autorizadas, la aplicación en presencia de personas, la reiteración de tratamientos, la falta de formación de algunos aplicadores o el incumplimiento de plazos de seguridad.