20 de febrero de 2004

El Gobierno riojano ha aprobado el Decreto que se regula el Consejo Regional de Cooperación para el Desarrollo con el fin de adaptarlo a la Ley 4/2002, de Cooperación para el Desarrollo, y a la nueva estructura orgánica del Ejecutivo regional.

Entre las funciones del Consejo, el Decreto establece proponer e impulsar iniciativas de sensibilización y de educación para el desarrollo; favorecer el estudio, el análisis y la investigación sobre las situaciones de exclusión social en los países más desfavorecidos; propiciar acciones para defender los derechos humanos, informar sobre el Plan Director de Cooperación de La Rioja y sobre todos los proyectos de cooperación que directa o indirectamente lleve a cabo el Gobierno de La Rioja y asesorar a las Administraciones Públicas de La Rioja en materia de cooperación internacional al desarrollo.

El Consejo estará compuesto por un Presidente, que será el Consejero con competencias en Cooperación al Desarrollo; un Vicepresidente Primero, que será el Director General con competencias en Cooperación; un Vicepresidente segundo, que corresponderá a un representante del Ayuntamiento de Logroño, y un Secretario, que será un funcionario de la Consejería con competencias en cooperación al desarrollo.

Además, formarán parte del Consejo los siguientes vocales: un miembro de cada uno de los Grupos Parlamentarios de La Rioja, que serán propuestos por el Parlamento de La Rioja; tres representantes de Organizaciones No Gubernamentales de Cooperación que tengan sede o delegación permanente en La Rioja; dos expertos en materia de cooperación al desarrollo; un representante del Ayuntamiento de Logroño, y dos representantes de la Federación Riojana de Municipios.

El Decreto también regula los nombramientos, mandatos, ceses y sustituciones de los miembros del Consejo, así como las competencias y atribuciones del Presidente y del Secretario y el funcionamiento de este organismo.

Como novedad, dicha norma crea el Comité Regional de Ayuda Humanitaria y de Emergencia, compuesto por un Presidente, un Vicepresidente y tres vocales, que tendrá la finalidad de coordinar las actuaciones de las distintas Administraciones ante las situaciones de emergencia que se den en países desfavorecidos.