9 de julio de 2004

EL GOBIERNO REGULA LOS REQUISITOS QUE DEBEN CUMPLIR LOS CENTROS, SERVICIOS Y ESTABLECIMIENTOS SANITARIOS

El Gobierno de La Rioja, en su reunión de hoy, ha aprobado el Decreto que establece el régimen jurídico y el procedimiento a seguir para obtener las autorizaciones administrativas necesarias para la instalación, funcionamiento, modificación o cierre de los centros, servicios y establecimientos sanitarios de cualquier clase, públicos y privados.

El objetivo de esta norma, que deroga el Decreto 5/1992, de 6 de febrero, sobre registro, catalogación e inspección de centros, servicios y establecimientos sanitarios, es garantizar que dichos centros cumplen unos requisitos mínimos y ofrecen unos servicios de calidad al usuario, así como avalar la seguridad y la salud de las personas que demandan estos servicios.

Además, el nuevo Decreto contempla la elaboración de un Registro público que recogerá toda la información de los centros que estén autorizados y el control de la publicidad y promoción comercial que ejercen éstos, para proporcionar toda la información necesaria al ciudadano, asegurar que ésta es verídica y evitar el intrusismo profesional.

El Decreto afecta, por tanto, a todos los centros, servicios y establecimientos sanitarios, públicos y privados: Hospitales, proveedores de asistencia sanitaria sin internamiento, como son las consultas médicas, consultas de otros profesionales sanitarios, centros de Atención Primaria, centros polivalentes y centros especializados (clínicas dentales, centros de reproducción humana asistida, centros de interrupción voluntaria del embarazo, centros de cirugía mayor ambulatoria, centros de diálisis, centros de diagnóstico, centros móviles de asistencia sanitaria, centros de transfusión, bancos de tejidos, centros de reconocimiento médico y centros de salud mental), y establecimientos sanitarios como las ópticas, ortopedias y los dedicados a audioprótesis.

Todos estos centros, servicios y establecimientos sanitarios deberán obtener la autorización correspondiente para realizar su actividad (tanto los de nueva creación como los que están en funcionamiento) y someterse, en cualquier momento, al control, inspección y evaluación de los requisitos establecidos por el Gobierno de La Rioja.

Los requisitos mínimos que deben cumplir los centros, servicios o establecimientos sanitarios sin internamiento se refieren a los espacios físicos, al equipamiento y material, a la documentación clínica y a las condiciones higiénico-sanitarias necesarias.

Respecto a los espacios físicos, los locales destinados a estas actividades deberán contar con áreas diferenciadas de recepción y sala de espera, área clínica de consulta (que contará con la ventilación, la iluminación pertinente y las condiciones necesarias en suelos, paredes, revestimientos y lavamanos), área de aseos y área de instalaciones para los equipos.

El equipamiento será el adecuado para las actividades de prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación que realicen, y en todos existirá como mínimo un equipo de reanimación cardiopulmonar básico.

Asimismo, los centros deberán realizar una historia clínica individual por paciente, donde quede constancia de la información obtenida en todos sus procesos asistenciales. En este sentido, se adoptarán las medidas precisas para garantizar la confidencialidad y la integridad de toda documentación clínica, según lo exige la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal.

Por último, el Decreto exige que los equipos, superficies de trabajo, paredes, suelos y el conjunto de las instalaciones en general se mantengan en buenas condiciones de limpieza y desinfección. Cuando la actividad lo requiera, se utilizarán los elementos de protección personal para los profesionales y los pacientes. Igualmente, el material de uso único deberá desecharse después de la atención a cada paciente.

Información y control de la publicidad

Por su parte, la Consejería de Salud, además de otorgar o denegar la autorización y ejercer la inspección de los servicios sanitarios, deberá elaborar un Registro de centros, servicios y establecimientos sanitarios, actualizando permanentemente todas las autorizaciones. Este registro tendrá carácter público y contendrá la información básica de todos los centros, con el objetivo de que el ciudadano disponga de los datos necesarios cuando requiera un determinado servicio sanitario.

En el Registro se podrá encontrar la denominación del centro, la dirección, el tipo de centro y su titularidad, el nombre del médico o técnico sanitario responsable y su oferta asistencial. Anualmente, se publicará un catálogo que recoja la información de este registro y, además, se introducirán los datos en la página web del Gobierno de La Rioja.

Los centros autorizados recibirán además un certificado expedido por la autoridad sanitaria, que deberán exponer en un lugar visible de su consulta, de modo que cualquier riojano pueda comprobar in situ que el servicio que va a recibir forma parte de la oferta asistencial autorizada por la Consejería de Salud.

Por otro lado, el Decreto incluye el control de la publicidad y promoción comercial que ejercen estos centros y establecimientos sanitarios, de modo que la información que anuncian sea verídica y se ajuste a los servicios y actividades para los que cuenten con autorización para evitar el posible intrusismo profesional o las informaciones fraudulentas.

El incumplimiento de lo dispuesto en este Decreto conllevará la aplicación del régimen de infracciones y sanciones establecido en la Ley 2/2002 de Salud de La Rioja. La autoridad sanitaria podrá tomar las medidas de suspensión total o parcial de la actividad, la clausura de los centros, servicios o establecimientos sanitarios o la exigencia de fianza.