15 de diciembre de 2000

El Gobierno de La Rioja adquirirá 309.825 acciones de la mercantil "Valdezcaray, S.A." al precio de 1.000 pesetas cada una. Con esta actuación, el Ejecutivo pretende mantener la titularidad del capital social mayoritario de la sociedad, por su importancia como factor de desarrollo para el Valle del Oja y como recurso de la oferta turística de la Comunidad Autónoma.

Las acciones que adquirirá el Gobierno regional han sido emitidas a partir de un acuerdo de ampliación adoptado por la Junta General Extraordinaria de la sociedad mercantil. Para su compra, el Gobierno ha hecho uso del derecho de suscripción preferente que tienen los actuales accionistas. De esta forma, una vez que se produzca la efectiva suscripción de las acciones, el capital social de "Valdezcaray, S.A." ascenderá a 320 millones de pesetas, de los cuáles el Gobierno de La Rioja habrá aportado el 99,9% -319.790.000 pesetas en 319.790 acciones- y el Ayuntamiento de Ezcaray, el 0,1% restante -210.000 pesetas en 210 acciones-.

La destacada ampliación de capital emitida este año responde a los importantes proyectos de inversión previstos por la sociedad para modernizar la estación. Con la suscripción de las acciones, el Gobierno de La Rioja deja patente su interés, manifestado en repetidas ocasiones, por potenciar las infraestructuras de un recurso turístico primordial dentro de la oferta global con la que se promociona nuestra región.

La aportación de capital para la adquisición de las 309.825 nuevas acciones procede en su mayor parte de los fondos percibidos por la Comunidad Autónoma de la enajenación del edificio administrativo que poseía en el número 15 de la calle Calvo Sotelo, en Logroño.

La financiación de inversiones en Valdezcaray formaba parte de la planificación que se realizó en el momento de la venta del mencionado inmueble con el objetivo de que revirtiera en la generación de patrimonio útil para los riojanos. Además de esta inversión, los ingresos de dicha operación se han destinado también al Instituto Riojano de la Vivienda (IRVISA), a la adquisición de un Centro Tecnológico para el sector cárnico y a la adquisición y acondicionamiento de un nuevo local de atención al público en la Consejería de Hacienda y Economía.