31 de julio de 2002

El Gobierno de La Rioja ha aprobado un Decreto que modifica el Reglamento de Espectáculos Taurinos Tradicionales en ciertos aspectos para adaptarlo a las peculiaridades propias de determinadas zonas de La Rioja, especialmente de La Rioja Baja, de acuerdo con la experiencia adquirida durante la vigencia de la norma anterior (Decreto 30/1996).

Por ello, y ante la demanda del sector ganadero de la Rioja y los Ayuntamientos riojanos, se regula un nuevo tipo de espectáculos taurinos tradicionales, la suelta de reses bravas, que se venía celebrando en toda La Rioja y que permite la suelta de reses machos, respetando la edad máxima de dos años para los novillos.

Otra de las modificaciones introducidas permite que los novilleros sin picadores puedan dirigir la lidia, al igual que en otras Comunidades Autónomas de nuestro entorno, porque se considera que pueden desarrollar perfectamente dicha actividad dado que se trata de festejos en los que no se produce la muerte del animal.

Para elaborar el nuevo Reglamento se ha consultado a la Federación Riojana de Municipios, al Colegio Oficial de Veterinarios de La Rioja, a los clubes taurinos y a los Ayuntamientos más significativos, logrando un amplio consenso en su redacción definitiva.