25 de febrero de 2005

La Consejería de Vivienda, Obras Públicas y Transportes firmará un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Nájera, cuyo texto ha aprobado hoy el Consejo de Gobierno, para financiar las obras del proyecto de estabilización de taludes de la zona de Peñaescalera en Nájera.

En concreto, la Consejería aportará 264.764 euros, que representan el 75% del presupuesto total del proyecto, que asciende a 353.018 euros.

El objetivo de esta actuación es dotar a la ciudad de accesos adecuados y de infraestructuras que favorezcan, además, la celebración de la exposición 'La Rioja Tierra Abierta. Nájera Legado Medieval '.

La Dirección General de Obras Públicas, a petición del Ayuntamiento de Nájera, ha redactado el proyecto que describe las actuaciones necesarias para lograr la estabilización del talud de Peñaescalera. Esta zona, situada en el acceso a Nájera desde la N-120 hacia Santo Domingo, es una de las entradas a la ciudad y la comunicación directa con la Zona Histórica.

Por sus características geológicas, esta área sufre continuos desprendimientos que obligan a cortar el tráfico casi de manera permanente en uno de los dos carriles, por lo que resulta necesario llevar a cabo medidas que permitan conseguir su estabilización y protección ante posibles desprendimientos.

Teniendo en cuenta las características del terreno, la actuación consistirá en la colocación de una malla de seguridad y la realización de drenajes para impedir la circulación de agua de escorrentía sobre el talud.

La malla, elaborada con una capa de gunita con fibras de acero, estará formada por una varilla de acero estirada en frío para asegurar una alta resistencia y mejorar su impacto visual. En este sentido, está previsto también aplicar a la malla colorante de tonos rojizos para que se integre en las características del terreno.

Asimismo, y con el fin de corregir la erosión que produce el agua de escorrentía, se realizará un drenaje superficial por una cuneta en la cabecera del talud, así como el saneamiento de las zonas que presenten problemas de inestabilidad.

El proyecto incluye también la mejora del tramo de la calzada que discurre junto al talud de Peñaescalera, mediante la colocación de un nuevo pavimento con mezcla asfáltica, barreras de seguridad y señalización.