25 de junio de 2004

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el proyecto de ley que regulará el protocolo entre el Ejecutivo riojano y la Diputación Foral de Álava para aprobar la planificación, financiación y mejora de las carreteras de la red viaria en zonas colindantes, y que se remitirá al Parlamento de La Rioja para su tramitación reglamentaria.

Además, a través del protocolo, las dos Administraciones acuerdan formalizar un grupo de trabajo de las respectivas Direcciones Generales de Carreteras que estudien la creación de una vía rápida de conexión con el eje del Ebro y la Autovía del Camino.

El objetivo del documento es reforzar el compromiso de ambas Administraciones para mejorar las carreteras de los municipios limítrofes y los puentes sobre el río Ebro, debido a la proximidad de ambos territorios.

El protocolo abarca las siguientes carreteras:

-Carretera A-124 en Álava y N-232a (en el futuro LR-124), formada por el itinerario Briñas-Labastida-Laguardia-Logroño.

-Carretera de Haro a Labastida.

-Carretera de Laguardia a Cenicero.

-Carretera de Laguardia a Fuenmayor.

-Carretera de Oyón a Logroño.

-Carretera de San Vicente de la Sonsierra, por Baños de Ebro, a la N-232.

-Carretera de Labastida a Rivas de Tereso.

En cuanto a los puentes, se proponen las actuaciones del puente sobre el río Ebro en la carretera de Cenicero a Elciego (obra que corresponde a la Diputación Foral de Álava); y del puente sobre el río Ebro en la carretera de Baños de Ebro a la N-232 (obra que corresponde al Gobierno de La Rioja).

El Gobierno de La Rioja considera prioritario el acondicionamiento de la carretera LR-318, entre San Vicente de la Sonsierra y el límite de la provincia de Álava; el de la carretera LR-319 entre Ábalos y el límite con Álava y el de la LR-212 de Haro al límite con Álava.

Dichas actuaciones serán abordadas en un plazo máximo de 6 años a partir de la firma del protocolo. Ambas partes se comprometen a que los respectivos proyectos de construcción estén redactados en un plazo máximo de 3 años a partir de dicha rúbrica.

Para cumplir con el seguimiento del protocolo se creará una Comisión mixta formada por dos representantes de la Diputación Foral de Álava y otros dos del Gobierno de La Rioja.