8 de marzo de 2002

El Gobierno regional ha aprobado un Decreto por el que se establece un período transitorio para que los pequeños comercios y vendedores ambulantes apliquen la normativa vigente sobre la indicación de precios por unidad de medida. Ese plazo se extenderá hasta el 30 de junio y durante ese tiempo se desarrollarán diversas acciones informativas para favorecer la correcta aplicación de este derecho de los consumidores.

La indicación de precios por unidad de medida, establecida en el Real Decreto 3423/2000 por el que se regula la indicación de los precios de los productos ofrecidos a los consumidores y usuarios, entró en vigor el 29 de diciembre de 2000 y se define como "el precio final, incluidos el IVA y todos los demás impuestos, por un kilogramo, un litro, un metro, un metro cuadrado o cúbico, o una unidad del producto".

La norma reconocía las especiales circunstancias de los pequeños comercios al por menor y de la venta ambulante, por lo que planteaba la posibilidad de que las Comunidades establecieran un período transitorio para su aplicación en estos ámbitos.

El Gobierno de La Rioja, al igual que las Comunidades de Andalucía, Cataluña Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Madrid y Navarra, ha creído oportuno plasmar ese período transitorio en una norma para dotar de mayor seguridad jurídica a este tipo de comercios.

Además, y con carácter informativo y divulgativo, el Servicio de Comercio y Consumo ha editado 12.000 folletos titulados "Conozca la ley en el marcado de precios por unidad de medida", que se distribuirán distribuirá en los próximos días entre los profesionales del pequeño comercio y de la venta ambulante. En ellos, se explica qué supone la aplicación de este concepto, a qué productos y tipos de venta afecta, cómo se han de indicar dichos precios, las particularidades de algunos productos, las obligaciones para el vendedor y las ventajas para el consumidor.

La acción del Gobierno regional para que la implantación de este marcado de precios por unidad de medida no sea traumática en el pequeño comercio se completará con la actividad de los inspectores del Servicio que, como ya venían haciendo en sus visitas desde la entrada en vigor de la norma nacional, seguirán informando convenientemente a los profesionales del sector sobre su obligación futura.