16 de abril de 2004

El Gobierno de La Rioja, en su reunión de hoy, ha aprobado un convenio singular de vinculación entre la Consejería de Salud y el Policlínico riojano Nuestra Señora de Valvanera para la utilización temporal de determinados servicios sanitarios de este centro, con personal y medios del Servicio Riojano de Salud, hasta que finalicen las obras del Hospital San Pedro.

El convenio regula la prestación de asistencia sanitaria especializada y gratuita a los pacientes beneficiarios del Sistema Nacional de Salud en La Rioja, con el objetivo de garantizar la calidad asistencial que el Servicio Riojano de Salud ofrece a sus pacientes y minimizar el impacto a los profesionales sanitarios durante el periodo transitorio de realización de las obras del Hospital San Pedro.

La asistencia prestada por la Clínica de Valvanera será complementaria a la prestada en los centros del Sistema Público de Salud de La Rioja, cuyo centro de referencia seguirá siendo el Complejo Hospitalario San Millán-San Pedro de La Rioja. En concreto, los servicios que prestará la Clínica para este año se centrarán en asistencia médica y procedimientos quirúrgicos.

La asistencia médica incluye 75 camas en régimen de hospitalización, 49 de pacientes de agudos y 26 de convalecencia. De las 75 globales, hasta 5 camas se reservarán a la hospitalización de la actividad derivada del quirófano. La actividad asistencial de agudos se prestará con personal propio del Servicio Riojano de Salud, mientras que la actividad de convalecencia la realizará el personal del Policlínico Riojano, tal y como ya estaba acordado entre ambas instituciones.

En este sentido, en lo que a la actividad de hospitalización de agudos se refiere, será el Servicio Riojano de Salud el que se encargue de la admisión del enfermo (a través del servicio de admisión del Complejo Hospitalario San Millán-San Pedro de La Rioja), de la administración de los servicios que se lleven a cabo con recursos propios, del equipamiento del mobiliario clínico y de cualquier tipo de maquina y utensilio ubicado en las plantas de hospitalización, de los consumos de farmacia y material fungible, los servicios de restauración, alimentación y lavandería, y los servicios de radiodiagnóstico que no sean radiología simple. Por su parte, la Clínica de Valvanera se hará cargo del mantenimiento general del centro, la limpieza y conservación, la radiología simple y el resto de costes de las actividades previstas para el desarrollo de la actividad de hospitalización de agudos.

Además, en la clínica se ofrecerán exploraciones diagnósticas y tratamientos médicos o quirúrgicos en régimen ambulatorio, que serán prestados por el personal del Servicio Riojano de Salud. El Policlínico Riojano Nuestra Señora de Valvanera se compromete a realizar las obras necesarias para la puesta en funcionamiento del quirófano, facilitar los gases medicinales, vestuario, material de limpieza y de oficina, y efectuar las tareas de lavandería, esterilización y mantenimiento.

En términos generales, el convenio establece que la Clínica Valvanera debe adoptar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de usuarios y trabajadores, así como la calidad de los servicios que se presten, defendiendo siempre los derechos de los pacientes. La Consejería de Salud, o en su caso el Servicio Riojano de Salud, establecerá los protocolos y normas de acceso al centro que considere convenientes durante el periodo