27 de agosto de 2004

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el proyecto de Ley de Patrimonio Cultural, Histórico y Artístico de La Rioja, cuyo objetivo principal es regular la protección, fomento y difusión del patrimonio riojano.

Este proyecto, que estructura la Ley en 6 títulos integrados por 94 artículos, se ha elaborado teniendo en cuenta las sugerencias realizadas por distintas instituciones y entidades (Comisión de Patrimonio Histórico Artístico de La Rioja, Ayuntamiento de Logroño, Diócesis, Museo, Museos vinculados, Archivo Histórico Provincial, Colegio de arquitectos, Documentalistas, Asociación española de archiveros, museólogos, bibliotecarios y documentalistas, Asociación de amigos de la Historia Najerillenses) al borrador del anteproyecto de Ley que redactó un equipo de la Universidad de La Rioja.

En el texto se introducen importantes novedades respecto a la normativa actual, como el reconocimiento de nuevas categorías de protección del patrimonio, como son los Bienes Culturales de Interés Local. Asimismo, se incluye el reconocimiento y protección jurídica de un mayor número de elementos del patrimonio, como son los etnográficos y los integrantes del patrimonio inmaterial.

El Título Preliminar contempla la creación del Consejo Regional del Patrimonio Cultural y Artístico de La Rioja, que sustituirá a la Comisión de Patrimonio Histórico Artístico de La Rioja. El Consejo estará presidido por el Consejero de Cultura y contará con la vicepresidencia del Director General de Cultura. Serán miembros del consejo las Direcciones Generales de Medio Natural, Política Territorial y Obras Públicas, además de un representante de las consejerías de Administraciones Públicas, Hacienda y Agricultura. También habrá dos representantes de los municipios, mientras que los museos, archivos o bibliotecas, el IER, el Colegio de Arquitectos, la Universidad de La Rioja y la Diócesis contarán cada uno con un representante.

El Título I establece las categorías de protección para los diferentes elementos del patrimonio riojano. El máximo nivel de protección es el de los Bienes de Interés Cultural, que serán los bienes muebles, inmuebles o materiales más relevantes del patrimonio cultural, histórico y artístico, que se declararán mediante Decreto del Consejo de Gobierno.

En segundo lugar se distinguen los Bienes Culturales de Interés Local, que son bienes que sin tener el valor excepcional de los declarados de interés cultural, poseen una especial significación e importancia en el ámbito regional, comarcal o local, y su declaración se realizará mediante una orden de la Consejería de Cultura. Finalmente, los Bienes pertenecientes al patrimonio cultural, histórico y artístico de La Rioja podrán ser elementos muebles, inmuebles o inmateriales que, sin reunir los valores excepcionales o especiales, merezcan su defensa, conservación y difusión.

El Título II regula el régimen de protección de las distintas categorías. En los Bienes de Interés Cultural, se establece la necesidad de obtener la autorización previa de la Consejería para realizar cualquier intervención en el bien o su entorno; la visita pública de los bienes, y la exigencia de un proyecto técnico para llevar a cabo cualquier intervención, entre otros requisitos. En algunos casos, incluso, se precisará la redacción de Planes Directores o de Planes Especiales de protección.

El Título III se refiere al Patrimonio arqueológico y paleontológico y a sus medidas de protección, mientras que el Título IV lo hace con el Patrimonio etnográfico. El Título V, por su parte, regula la situación de los museos e incluye la configuración del Sistema regional de museos de La Rioja.

En el Título VI se establecen medidas para fomentar la conservación de patrimonio, como subvenciones, convenios, ayudas públicas y beneficios fiscales. El Título VII establece el régimen sancionador y fija las infracciones leves, graves y muy graves, y sus correspondientes sanciones.