7 de septiembre de 2000

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el Decreto del Plan Recuperación del Cangrejo Autóctono de río en La Rioja con el fin de establecer todas las actuaciones necesarias para frenar la actual y progresiva regresión de esta especie, que se encuentra incluida en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Fauna y la Flora Silvestre como en "peligro de extinción".

Para conseguir estos objetivos, el Plan propone conservar las poblaciones supervivientes, frenando los factores adversos que, sobre todo en las dos últimas décadas, han llevado a la especie al borde de la extinción. Asimismo, entre los fines del Plan se encuentra el de favorecer la recolonización en determinados tramos de ríos y masas de agua estancada apta para la supervivencia y desarrollo de la especie, con el fin de aumentar su actual área de distribución geográfica.

Por medio de este documento, el Gobierno pone en marcha todos los medios necesarios para conseguir que la especie vuelva a distribuirse de manera acorde en las diversas subcuencas riojanas, en un medio que garantice su viabilidad genética y demográfica, al tiempo que recupera su protagonismo ecológico de antaño, cuando se hallaba ampliamente distribuido por casi todos los cursos fluviales de la Comunidad Autónoma.

El Decreto se estructura en cuatro artículos, dos disposiciones finales y un anexo, documento este último en el que que se incluye el texto del Plan, un Plan que se desarrollará a lo largo de seis años a través de programas operativos anuales. En el documento aprobado hoy se evalúa y analiza la situación previa de esta especie, se establecen unos objetivos y se fijan las actuaciones de conservación, de seguimiento y control, y de investigación y divulgación.

Entre las actividades de conservación, el Decreto contempla la realización de un inventario de los peligros potenciales del cangrejo autóctono (contaminación, sequía de cursos de agua, alteraciones del cauce, destrucción de la vegetación de ribera, furtivismo, enfermedades, presencia de especies alóctonas y enfermedades). Además, incluye programas de expansión de la especie, de utilización sostenible y de gestión de la población.

Entre las actividades de seguimiento y control, la norma recoge un programa técnico de seguimiento -tanto de los cangrejos autóctonos como de la especie alóctona- que constará de un análisis y un seguimiento sanitario.

Los programas de investigación intentarán mejorar los conocimientos sobre la biología de la especie y, en particular, de aquellos aspectos que permitan una mejor aplicación de las medidas de recuperación y un avance en el conocimiento de las patologías que le afectan, para lo cual se realizarán estudios sobre la mejora del hábitat y sobre el control de las especies alóctonas.

Las actividades de educación y divulgación estarán dirigidas por una parte a escolares y por otra, al público en general y a colectivos particulares, como asociaciones de pescadores y ayuntamientos ribereños. También se ha previsto la edición de una página web y la publicación de trípticos y carteles.