10 de diciembre de 2004

El Gobierno regional ha aprobado el Primer Plan de Inmigración que coordina la acción de todas las áreas implicadas en la integración de los inmigrantes en La Rioja y ha planificado actuaciones, para un periodo de cuatro años, que suponen un presupuesto de 169.178.514 euros. El texto presenta 183 medidas en 9 áreas de intervención: coordinación general, servicios sociales, cultura, cooperación al desarrollo, vivienda, juventud, trabajo, educación y salud.

Es un plan transversal, tanto en su diseño como en las fases de implementación y evaluación que seguirán a su aprobación, e integral, porque plantea las políticas sociales desde una perspectiva global, analizando las necesidades de la población inmigrante desde todos los puntos de vista: el trabajo, la vivienda, la sanidad, los aspectos legales, los servicios sociales y los aspectos diferenciales de las culturas.

Hay que destacar asimismo su carácter participativo e integrador, porque una de sus principales líneas de actuación apuesta la potenciación de los recursos sociales ya existentes.

Con esta medida, el Gobierno de La Rioja intenta dar respuesta a las expectativas que han surgido en el seno de la Comunidad como consecuencia del crecimiento de la población inmigrante, cuya tasa ha pasado de ser casi imperceptible a superar la media nacional en los últimos cinco años. En estos momentos, La Rioja ocupa uno de los primeros lugares entre las Comunidades españolas respecto a la tasa de población extracomunitaria (el 85%) lo que nos presenta como un referente en nuestro país en cuanto al tratamiento de estas cuestiones.

El texto se ha basado en los datos reflejados en el estudio "La población inmigrante en La Rioja", de 2001, en el que se tratan las actitudes generales de la población riojana con respecto al fenómeno migratorio y las diferentes situaciones que el mismo genera. A partir de éstos se han diseñado 6 ejes de actuación: información y sensibilización; definición de un modelo de convivencia que tenga en cuenta la nueva realidad social; acceso a la educación, la sanidad y los servicios sociales básicos; integración laboral y mercado de trabajo; apoyo a las Entidades Locales en la respuesta a la nueva realidad social, y coordinación de las Administraciones Públicas, cualificación de profesionales y acceso a la información.