16 de enero de 2004

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy los modelos de dos convenios de cooperación entre la Comunidad Autónoma y los ayuntamientos riojanos para recoger y tratar a los perros vagabundos y desahuciados dentro de sus términos municipales, y para llevar a cabo las campañas de desratización y tratamiento de perros en el medio rural.

La Consejería de Salud desarrolla un programa de Prevención y Control de la Hidatidosis en nuestra Comunidad y para controlar esta enfermedad es necesaria la recogida de perros vagabundos, abandonados y desahuciados, así como la desparasitación de los perros de alto riesgo (perros de pastor de ganado ovino). En este sentido, aunque corresponde a los ayuntamientos la recogida de los animales perdidos o extraviados dentro de su término municipal, la Consejería de Salud pone a disposición de los municipios que lo soliciten un equipo -compuesto por dos operarios, vehículo todoterreno y sistemas de captura-, y las instalaciones del Centro de Acogida de Animales de Logroño, para desarrollar estas actividades.

Por otro lado, otra de las actividades básicas de los programas de prevención de la Salud es el control de poblaciones de roedores y la prevención de las antropozoonosis. El convenio que se aprueba establece que es responsabilidad de los ayuntamientos corregir las deficiencias de saneamiento e infraestructuras en su ámbito municipal que puedan favorecer la proliferación de roedores nocivos, además de mantener en condiciones adecuadas de higiene y limpieza las instalaciones y vías públicas. Para facilitar la tarea de los consistorios municipales, el Ejecutivo riojano pone a disposición de los mismos tres equipos, distribuidos por todo el territorio de la Comunidad, del Área de Zoonosis de la Consejería de Salud, que tomarán las medidas necesarias para realizar un control exhaustivo de las poblaciones de roedores.