23 de enero de 2004

El Gobierno de La Rioja ha aprobado en su reunión de hoy el Plan Estratégico de Conservación del Medio Natural-Plan Forestal de La Rioja, el instrumento básico para crear un modelo propio de gestión del medio natural riojano que integre la acción forestal sobre los montes con la conservación de la biodiversidad. Se trata de un documento ambicioso que establece una serie de objetivos y una amplia propuesta de acciones, que se desarrollarán en distintas fases hasta el año 2023, con un presupuesto cercano a los 490 millones de euros.

En la primera fase, que llega hasta 2007, se prevé una inversión de 70,1 millones de euros, más de la mitad de los cuales (38,5 millones de euros) corresponde a la Comunidad Autónoma y el resto será financiado con fondos de la Unión Europea (28%), del Ministerio de Medio Ambiente (15%) y de la Administración Local (2%).

El Plan Estratégico de Conservación del Medio Natural se ha concebido desde el espíritu de consenso, por lo que ha pasado por un amplio proceso de participación social. Su ámbito de aplicación es todo el territorio de la Comunidad de La Rioja, aunque afecta de manera especial al 60% del territorio (300.000 hectáreas) que en la actualidad es superficie forestal.

El documento se estructura a partir de dos grandes ejes de actuación: la conservación de la biodiversidad (protección de espacios naturales, flora y fauna silvestres) y la gestión forestal sostenible. Asimismo, plantea una serie de objetivos como el uso recreativo del medio natural, la sensibilización social y la educación ambiental, la investigación y la formación forestal.

Conservación de la biodiversidad

Este eje establece tres programas dirigidos a la conservación de los espacios naturales protegidos, de la flora y de la fauna silvestre.

El Programa de conservación de espacios naturales protegidos tiene como objetivo proteger las zonas con mayor valor, interés o fragilidad. Para ello se plantea la constitución de la Red Regional de Espacios Naturales Protegidos de La Rioja. Al mismo tiempo, se contemplan actuaciones como la gestión de los sistemas forestales incluidos en estos espacios, ayudas para particulares y entidades comprometidas con la gestión sostenible de estas zonas y la consolidación de inversiones en equipamientos e infraestructuras.

El Programa de conservación de flora silvestre y hábitat de interés faunístico tiene una triple finalidad: conservar y recuperar las especies de flora silvestre presentes en La Rioja, así como sus hábitat, y reducir las causas que amenazan su existencia. Entre las actuaciones previstas destaca la aprobación de los Planes de Recuperación de las tres especies de flora catalogadas en peligro de extinción" (grosellero de roca, androsela riojana y laurel de Portugal); la regulación del inventario de Árboles Singulares de La Rioja; o el impulso de la conservación de recursos genéticos de nuestra flora silvestre.

El Programa de conservación de la fauna silvestre y hábitat de interés faunístico persigue garantizar la protección de las especies, sus poblaciones y sus hábitat específicos. Para ello propone actualizar el Catálogo Regional de Especies Amenazadas, desarrollar los planes de recuperación, realizar un inventario de hábitats de interés faunístico, potenciar el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Fombera y seguir con las actuaciones de protección de otras especies (cernícalo primilla, cigüeña blanca, murciélago, aguilucho cenizo, sisón común y buitre leonado).

Gestión forestal sostenible

Este segundo eje de intervención contempla el programa de ordenación de montes, el programa de selvicultura y gestión forestal, la protección de los sistemas forestales y la regulación de los aprovechamientos forestales.

El programa de ordenación de montes se centra en la redacción, revisión y actualización de proyectos, dentro de unas directrices generales, y en la planificación de usos y aprovechamientos en montes de propiedad particular.

El programa de selvicultura y gestión forestal pretende mantener, conservar y mejorar la cobertura forestal y garantizar la sostenibilidad de los aprovechamientos forestales. Las actuaciones que contempla son los tratamientos selvícolas en montes de gestión pública, el fomento de plantaciones de producción en equilibrio con la conservación de los espacios ribereños, el mantenimiento del programa de forestación de tierras agrícolas y el fomento de la certificación forestal y el ecoetiquetado.

La protección de los sistemas forestales prevé cuatro programas. El programa de restauración de la cubierta vegetal, que contempla actuaciones para conservar o recuperar la fertilidad y estabilidad de los suelos. En el programa de incendios forestales destaca la elaboración del Plan General contra Incendios de los Sistemas Forestales de La Rioja. El programa de sanidad forestal intensificará las acciones para el control de enfermedades forestales, apoyando la especialización del personal técnico y de la guardería forestal. El programa de defensa de la propiedad forestal y vías pecuarias trabajará en el incremento de las superficies catalogadas o propiedad de la Comunidad y en la consolidación de la Red de vías pecuarias.

El Plan propone también diversos programas para regular los aprovechamientos forestales: el programa de gestión pastoral, el programa de gestión cinegética, el programa de gestión piscícola (que plantea la elaboración de una Ley regional de Pesca y de un Plan de Ordenación de los Recursos Piscícolas y se apuesta por la potenciación de la pesca sin muerte y la creación de cotos intensivos); y, por último, el programa de producciones alternativas (hongos y plantas silvestres).

Por último, para el fomento de sector forestal privado, se impulsarán actuaciones de fomento del asociacionismo y del cooperativismo forestal, actividades de formación y mecanismos para asegurar una óptima elaboración y transformación de los productos forestales, así como su puesta en el mercado.

El desarrollo de todos estos programas se verá apoyado y complementado por actuaciones de sensibilización social, uso recreativo, formación e investigación. El Plan Forestal apuesta por ampliar la dotación de infraestructuras y equipamientos en Espacios Naturales Protegidos, potenciar las actividades de publicación y divulgación y ofrecer ayudas para actividades de sensibilización y educación ambiental.

También se contemplan actuaciones en vías verdes y caminos históricos, actividades en zonas verdes y parques periurbanos; y mejoras en áreas recreativas y áreas de acampada, todo ello para potenciar el uso recreativo del medio natural.