18 de mayo de 2007

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy los decretos que desarrollan en la Comunidad Autónoma la Ley Orgánica de Educación (LOE) y sus Reales Decretos en lo referente a las enseñanzas elementales y profesionales de Música.

En concreto, uno de los decretos regionales desarrolla las características y la organización de las enseñanzas elementales de música y establece el currículo, con el que se pretende proporcionar al alumnado una formación musical necesaria para su cualificación profesional y para realizar los estudios profesionales de música.

La LOE establece que las enseñanzas elementales de música tienen la consideración de enseñanzas artísticas y dispone que tendrán las características y la organización que las Administraciones educativas determinen. Y por tanto es competencia, única y exclusiva, de la Comunidad de La Rioja.

Las enseñanzas elementales se organizarán en cuatro cursos y se podrá acceder a ellas mediante pruebas específicas de aptitudes musicales que realizará cada centro. El límite de permanencia en las enseñanzas elementales se ha establecido en cinco años, por lo que sólo se podrá repetir un curso.

Las asignaturas del grado elemental serán Instrumento y Lenguaje musical, en 1º y 2º, y en 3º y 4º estas dos mismas asignaturas y Coro.

En cuanto a la evaluación se llevará a cabo teniendo en cuenta los objetivos educativos y los criterios establecidos en el currículo.

La evaluación negativa en dos o más asignaturas impedirá la promoción al curso siguiente mientras que la evaluación negativa en una asignatura permitirá la promoción al curso siguiente.

Según el Real Decreto 806/2006, de 30 de junio, sobre la nueva ordenación del sistema educativo, las enseñanzas elementales de música entrarán en vigor en el curso académico 2007-2008.

Currículo de las enseñanzas profesionales

Por otra parte, el segundo de los decretos aprobados hoy establece el currículo de las enseñanzas profesionales de música que se imparten en La Rioja. Este currículo tiene como finalidad proporcionar a los alumnos una formación artística de calidad que les capacite como futuros profesionales de la música.

Estas enseñanzas se estructuran en seis cursos y su organización se fundamenta en el estudio profesional de una especialidad instrumental.

Las asignaturas de las enseñanzas profesionales de música son de tres tipos: comunes a todas las especialidades, obligatorias de cada especialidad y optativas. Son asignaturas comunes Instrumento o Voz, Lenguaje Musical y Armonía; las asignaturas propias de las especialidades son Música de Cámara, Orquesta, Banda, Conjunto, Coro e Idiomas aplicados al Canto. En cuanto a las optativas, la Consejería de Educación ordenará la oferta de las asignaturas a lo largo de los dos últimos cursos de este grado.

Para acceder a estos estudios, será necesario superar una prueba específica que, en una convocatoria anual, será realizada por el centro y organizada por la Consejería de Educación.

El tiempo máximo de permanencia en las enseñanzas profesionales de música será de ocho años. El alumno no podrá estar más de dos años en el mismo curso, excepto en 6º curso

Los alumnos que superen estas enseñanzas obtendrán el título profesional de música, en el que constará la especialidad cursada.

Los alumnos con asignaturas suspendidas en junio tendrán opción a una convocatoria extraordinaria para intentar su superación en septiembre. Los alumnos que al término de 6º curso tengan pendiente tres o más asignaturas deberán repetir el curso en su totalidad. Si tienen pendientes una o dos asignaturas sólo tendrán que repetir dichas materias.

El mencionado Real Decreto 806/2006, establece que los cuatro primeros cursos de estas enseñanzas profesionales entrarán en vigor en el curso 2007-2008, mientras que 5º y 6º se implantarán en el periodo académico 2008-2009.