31 de julio de 2002

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el Decreto de Ordenación de Instalaciones de Radiocomunicaciones en el ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja, cuyo objetivo es regular este tipo de instalaciones para proteger la salud de la población, la calidad ambiental, el paisaje de La Rioja y lograr un desarrollo adecuado de la ordenación territorial.

El texto del Decreto, que ha sido expuso públicamente para que todas las personas o colectivos interesados pudieran examinarlo y presentar las alegaciones pertinentes, se ha enriquecido con las propuestas de la Unión de Radioaficionados de La Rioja, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, la Asociación Riojana de Familiares y Amigos de Niños con Cáncer (FARO), Airtel Móvil, S.A., Telefónica Móviles, Amena, la Unión de Consumidores de La Rioja (UCR-UCE), el Partido Riojano, el Grupo Municipal del Partido Riojano en el Ayuntamiento de Logroño, Difusio Digital Societat de Telecomunicacions, S.A. (TRADIA), el Partido Socialista en La Rioja (PSR-PSOE), el Ayuntamiento de Logroño, Ecologistas en Acción y 36 personas a título individual. Posteriormente, el texto se sometió a los análisis del Consejo Consultivo, el Consejo Económico y Social y la Dirección General de los Servicios Jurídicos.

El ámbito de aplicación del Decreto abarca a todas las instalaciones ubicadas en La Rioja de sistemas de transmisión de voz y datos, con sistemas radiantes susceptibles de generar campos electromagnéticos, en un intervalo de frecuencia comprendido entre los 10 Mhz. y los 300 Ghz. Quedan excluidas de su ámbito de aplicación las antenas de radioaficionados, los equipos y estaciones de telecomunicación para la Protección Civil, y las adscritas a la Defensa Nacional, al sistema de navegación aérea y a la seguridad pública.

El Decreto considera las infraestructuras de radiocomunicación como actividad clasificada, por lo que se les aplica el Reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas (Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre).

En este sentido, las instalaciones de radiocomunicación requerirán la obtención de dos autorizaciones o licencias: Licencia de actividad (de acuerdo con la normativa básica estatal en materia de actividades clasificadas) y Licencia urbanística, según la Ley 10/1998, de 2 de julio, de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja. Además, deberán obtener un informe favorable de la Secretaría General Técnica de la Consejería de Desarrollo Autonómico y Administraciones Públicas, órgano competente en materia de telecomunicaciones.

Condiciones generales de las instalaciones

Las instalaciones de radiocomunicaciones serán proyectadas, instaladas, utilizadas, mantenidas y controladas de forma que se ajusten a las determinaciones del planteamiento urbanístico y protección de la salud, y se alcancen los objetivos de calidad medioambiental que fija la legislación vigente.

En concreto, los titulares de las actividades, tendrán que ejecutarlas teniendo en cuenta tres principios. El primero de ellos es no superar, en las zonas de permanencia habitual de las personas, los niveles máximos y las distancias de protección recogidas en la normativa estatal para prevenir los posibles efectos sobre la salud de las personas. El presente Decreto respeta los límites de exposición a emisiones radioeléctricas fijados en el Real Decreto 1066/2001, por el que se aprueba el Reglamento que establece condiciones de protección de dominio público radioeléctrico, restricciones a las emisiones radioeléctricas y medidas de protección sanitaria frente a emisiones radioeléctricas.

En segundo lugar, los titulares de las actividades deberán prevenir y reducir los impactos ambientales, especialmente los paisajísticos. El tercer principio que deben cumplir es compartir infraestructuras (terrenos, accesos, torres soporte de antenas y líneas eléctricas, y centros de transformación) en suelo no urbanizable, siempre que sea técnicamente viable. Asimismo, los operadores deberán presentar anualmente, antes del 15 de diciembre, el Plan Territorial de despliegue de la red para el año siguiente, en la Consejería competente.

Prohibiciones y limitaciones a las instalaciones; los ‘espacios sensibles'

Por otra parte, queda prohibida, con carácter general, su instalación en bienes de interés cultural y en edificios catalogados, según el planteamiento urbanístico de cada municipio. En las instalaciones que se encuentren situadas dentro de parques naturales y reservas naturales, espacios naturales pertenecientes a la Red Natura 2000, montes de utilidad pública, o similares, se requerirá autorización del órgano competente en materia de Medio Natural. En estas zonas sólo se permitirá la instalación cuando se justifique la idoneidad de la misma y se demuestre que no existen otras alternativas de ubicación en la zona.

Los niveles de referencia de emisiones radioeléctricas fijados en el Real Decreto 1066/2001, de 28 de septiembre, se verán reducidos a una décima parte en aquellos ‘espacios sensibles' que se refieran a centros sanitarios, escolares y centros asistenciales de las personas mayores.

Los municipios ejercerán las funciones de control e inspección sobre las condiciones de emplazamiento y funcionamiento de las instalaciones que regula este Decreto. Además, el órgano competente de la Comunidad Autónoma de La Rioja en materia de Telecomunicaciones podrá realizar controles e inspecciones periódicas de las instalaciones.

Las instalaciones existentes en el momento de la entrada en vigor de este Decreto que excedan de los límites de emisión máximo de radiaciones fijados en la normativa estatal, adecuarán sus instalaciones antes del mes de octubre de este año. Por otro lado, las emisiones de las instalaciones existentes en centros sanitarios, escolares y centros asistenciales de personas mayores, se ajustarán a los límites fijados en el presente Decreto, en el plazo de 2 meses desde su entrada en vigor (al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de La Rioja).