20 de mayo de 2005

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el convenio de colaboración que suscribirán la Consejería de Vivienda, Obras Públicas y Transportes y la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Real Casa de la Moneda, para la fabricación, personalización y custodia de las tarjetas inteligentes del sistema digital de control de transportes por carretera (tacógrafo digital).

El objetivo del convenio, que tendrá una duración de dos años con prórrogas anuales, es mejorar la seguridad vial mediante un control estricto de los tiempos de conducción y descanso. En la Comunidad Autónoma de La Rioja se prevé tramitar unas 1.360 tarjetas en el periodo de un año (agosto 2005-agosto 2006).

En este sentido, el tacógrafo digital, que sustituirá al analógico y será de obligado uso a partir del 5 de agosto de 2005, es un nuevo dispositivo impulsado por la Unión Europea para controlar el transporte por carretera en vehículos de más de 3.500 kilogramos y más de nueve plazas incluido el conductor.

La nueva normativa fija los requisitos para establecer un nuevo sistema de control del transporte por carretera (de personas y mercancías) basado en la utilización de tarjetas con chip y tacógrafos digitales. El sistema se basa en el almacenamiento cifrado de todos los datos obtenidos y en la firma digital de éstos, de forma que se imposibilite la manipulación de los mismos y se garantice su seguridad y confidencialidad.

El tacógrafo digital cuenta con un proceso de registro automático que garantiza la seguridad de los datos en el tiempo de conducción. Asimismo, el aparato puede ayudar al conductor en su trabajo y permitir una leal competencia entre los transportistas.

Las oficinas de la Dirección General de Transportes de cada Comunidad Autónoma serán las receptoras de los datos necesarios para la emisión de las tarjetas, es decir, funcionarán como un registro provincial.

La nomenclatura de las tarjetas será la siguiente: tarjeta de conductor (TC), tarjeta de empresa (TE), tarjeta de taller (TT) y tarjeta de control (TA).