15 de octubre de 2004

El Gobierno de La Rioja ha aprobado la modificación del Decreto 23/2002 por el que se establecen ayudas autonómicas complementarias al Plan Nacional de Vivienda para el periodo 2002-2005. La finalidad de esta modificación es incorporar las nuevas ayudas establecidas por el Gobierno central en materia de vivienda a la normativa de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Estas tres nuevas líneas de ayudas, que se establecieron en el Real Decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado en julio de 2004, son las siguientes:

- Ampliación de ayudas para entidades sin ánimo de lucro, organismos públicos y sociedades que adquieran viviendas para cederlas en regimen de alquiler.

Esta línea abre la posibilidad a organismos públicos y sociedades privadas (anteriormente sólo era a entidades sin ánimo de lucro) de adquirir viviendas ya construidas con el objetivo de cederlas en alquiler a arrendatarios con rentas familiares que no excedan en 5,5 veces el Salario Mínimo Interprofesional. El precio máximo de adquisición de estas viviendas para alquiler debe ser el estipulado por la Comunidad Autónoma como precio máximo de venta para las Viviendas de Protección Oficial.

Estas ayudas se traducen en un préstamo cualificado con una duración de 10 años o de 25 años y con una subsidicación del porcentaje de la cuota de amortización del préstamo de entre el 16% y el 40%. Además, para las viviendas menores de 70 metros cuadrados se concederá una subvención a la entidad compradora que será el 12% (si el préstamo es a 10 años) y el 16% (si el préstamo es a 25 años) del precio de adquisición.

- Ampliación de ayudas para la rehabilitación de viviendas con destino a alquiler.

Estas ayudas están destinadas a los propietarios de viviendas con una superficie inferior a 120 metros cuadrados que las ofrezcan en alquiler a través de organismos de las Comunidades Autónomas o sociedades públicas dedicadas al arrendamiento.

La subvención consiste en una ayuda de hasta 6.000 euros para cubrir los gastos de rehabilitación, los seguros de caución y los desperfectos. El titular de la vivienda no podrá percibir un alquiler superior al 7% del precio máximo de la misma.

Además, el Decreto autonómico establece una ayuda complementaria para este supuesto que se traduce en un 10% adicional del presupuesto de rehabilitación con un tope de 2.480 euros si el coste de las obras supera el máximo subvencionado por el Estado (que se establece en 6.000 euros).

- Ayudas a los inquilinos.

Las ayudas a los inquilinos consisten en una subvención para personas con ingresos familiares inferiores a 15.792 euros y con un mínimo del SMI o del IPREM, que será el indicador equivalente al Salario Mínimo Interprofesional a partir del 1 de julio de 2005, de 6.316,80 euros.

La vivienda arrendada no debe exceder de 90 metros cuadrados útiles y la subvención máxima será el 40% del importe de la renta con un tope de 2.880 euros. Esta ayuda se concederá durante un periodo máximo de 24 meses siempre que se mantengan las condiciones.

Esta línea de subvenciones se añade a las que ya gestiona el Gobierno de La Rioja en la compra de Viviendas de Protección Oficial de nueva construcción, a la adquisición de vivienda usada, a la rehabilitación y, por último, a las ayudas destinadas a promotores privados que adquieran suelo para construir Viviendas de Protección Oficial.